Reminiscencias de Chipaque (3)

El Maestro Romero

Una persona que siempre estuvo presente en todo lo relacionado con la parroquia de Chipaque fue el maestro de música Augusto Romero, de quien tengo gratos recuerdos. El maestro Romero realizaba una labor constante y callada como profesor de música en el Colegio Pio X, dirigía los coros de este colegio, el de la Presentación y las mujeres de la Congregación de María Auxiliadora, era el organista de la iglesia (no sé que otro nombre darle porque el hombre debía ingeniárselas con un viejo armonio que era una pieza de museo) y, por si fuera poco, era el secretario del colegio y de la parroquia, nunca pude explicarme de dónde demonios (perdón) sacaba tiempo para cumplir con tantas obligaciones. A él le debo mis primeros conocimientos del solfeo y la gramática musical. Creo que todos los chipacunos con aptitudes musicales deben una parte a este maestro a quien el pueblo está en mora de rendir un homenaje muy merecido; por mi parte dejo constancia de mi agradecimiento.

Comentar