DOS MONSTRUAS TERRIBLES: CARIBDIS Y ESCILA en LA ODISEA

 Como dirán las señoras: Ese pobre Ulises si es de malas, sale de una para caer en otra peor. Ya había superado varios peligros con sus hombres, no  todos sus soldados estaban vivos, varios ya no estaban en este mundo y con los que le quedaban seguía buscando el camino de regreso a casa donde lo esperaban su fiel esposa Penélope, su hijo Telémaco y esa manada de zánganos que  tragaban y bebían de su despensa  esperando que ella se casara con uno de ellos. Pero nada, los dioses le seguían enredando el camino y si no fuera así, pues esta historia ya se hubiera terminado.Escila y Caribdis son dos monstruos marinos que se encontraban en un estrecho por donde pasaban los barcos, una a cada lado y no existía otra vía. Y el canal era tan...

Leer más: DOS MONSTRUAS TERRIBLES: CARIBDIS Y ESCILA en LA ODISEA

Recuerdos de un antipatico

Harry estaba descansando en su lúgubre departamento cuando los gritos de unos niños le hicieron acercarse a la ventana. Durante un buen rato los observó, pero en realidad le llegó un sinnúmero de recuerdos. Una ligera sonrisa marcó su rostro cuando se recordó como un niño común y corriente, alegre y juguetón. Dejó de serlo después de esa triste jornada que trastocó su vida. Hoy era un día como muchos otros de su triste realidad. Una jornada grisácea, pero también trágica. Se levantó, empezó a...

Leer más: Recuerdos de un antipatico

PENÉLOPE, EL TEJIDO INFINITO. LA ODISEA

 En realidad la Odisea empieza ubicándonos en el palacio de Ulises en Ítaca donde estaban su esposa Penélope, su hijo Telémaco y una manada de pretendientes vagos que pretendían casarse con esa hermosa mujer convencidos que Ulises jamás regresaría. Todos estos sinvergüenzas pertenecían a las mejores y más ricas familias griegas y se creían con el derecho a permanecer a diario consumiendo los vinos y las deliciosas comidas en el hogar de nuestro héroe.Penélope, antes de que se me olvide...

Leer más: PENÉLOPE, EL TEJIDO INFINITO. LA ODISEA

LO MATÓ UN SANTO EN LA IGLESIA

 Esta es una historia que ocurrió en la realidad. Yo la cuento con algunas adaptaciones de persona, lugar y tiempo pero les aseguro que sucedió y, si lo dudan, pueden averiguar en internet. En mi pueblo siempre hacen caso a los mandatos de la iglesia católica y cuando hicieron una revisión del santoral, porque surgió la duda acerca de la existencia de algunos santos, decidieron en concilio eliminar algunos como San Cristóbal y otros. Resulta que a San Jorge lo eliminaron a medias y ya lo...

Leer más: LO MATÓ UN SANTO EN LA IGLESIA

El ramo

EL RAMO(Junio - 2002)El precioso arreglo floral con sus doce estandartes de diferentes colores llegó puntual al escritorio de Magda.Ella no estaba en él cuando llegaron, pero si los vio pasar mientras caminaba por el pasillo de la oficia y se cruzó con el empleado de la florería, solo se le ocurrió preguntarse que para quien sería aquel hermoso ramo de rosas de todos los colores.Al ver entrar al empleado de la florería por el pasillo que da a la oficina donde ella trabaja, se contestó...

Leer más: El ramo

Asesino

Ha doblado la calle sigilosamente, ha estacionado el coche a dos calles para ir caminando hasta ese motel donde ha visto llegar el coche de ella, casi se le escapa, si no lo conociera tanto ni le hubiera puesto atención, pero no, era inconfundible, lo conoce tan bien...Se acerca mirando a un costado y a otro para cerciorarse de que nadie le ha visto llegar. El coche está allí, estacionado a un costado, junto a una de las cabañas independientes. Y pensar que alguna vez le sugirió ir juntos...

Leer más: Asesino

EL LUSTRABOTAS

 EditarComo todos los días al rayar el alba, Juan sale a trabajar. Tiene un hermano de cuatro años, muy juguetón y una madre enferma por quien velar. Coge su caja con betún, cepillos y trapos y sale a la calle, buscando su destino, luchando por sobrevivir. -¡A dos soles la lustrada caballero, dejo zapatos limpios como espejo!  -¡Oye muchacho, lustra mis zapatos, bien limpios!, Muriendo a su infancia, Juan tuvo que dejar el colegio. Pues no le alcanzaba para los gastos de su casa. Su...

Leer más: EL LUSTRABOTAS

La princesa...

El encaje resbaló lentamente de sus manos.Color plata con adornos de flores lilas apenas trazados en aquel pedazo de tela que ahora la abandonaba.El sol había irrumpido caprichoso a través de la ventana de su cuarto después de semanas de solo ser un punto brillante entre bancos de negras y espesas nubes.La princesa sintió el acariciar del terciopelo que caía y levantó el rostro hacia la luz y el tibio calor que atravesaba las ventanas.Entonces se permitió una sonrisa.Cuan difícil le...

Leer más: La princesa...

Vértigo

Caminaba por la senda que discurría alrededor de la montaña, dispuesto a llegar al templo de la Diosa para que hiciera caso de mis súplicas, sin embargo no pensaba en ella, decían que debía realizar mi peregrinaje pensando siempre en el rostro gélido y atormentado de la Diosa, debía de pensar y orar a ella para que me sean escuchadas mis peticiones y si lo hacía con fervor, seguramente aquellas peticiones escuchadas serían concedidas.Sin embargo yo no lo hacía, simplemente caminaba en...

Leer más: Vértigo