Asesinato en el Rincón (Epílogo)

 

Asesinato en el Rincón
Desde el más allá
Asesinato en el Rincón (Conclusión)

El asunto ese del asesinato era una cosa muy fea entre tantos amigos, amigas y conocidos y conocidas para que me dejase tranquilo de buenas a primeras.

Me sorprendió la noticia de que ya habían encontrado al culpable (bueno, a la culpable) y que debíamos reunirnos en la estación de policía para aclarar el asunto. Supongo que hay cabos sueltos en toda esta historia que seguro van a afectar a alguien más, o al menos esa impresión me dio la noticia de la reunión, de otra forma no veo la razón de tenernos a todos allí.

Me iba arreglando para el ingrato encuentro cuando sentí un frío muy frío que me hizo estremecer de pies a cabeza. Un frío muy particular, extraño, tenebroso, sutil, sugerente, un frío vacío (si tal cosa es posible). Vivo en una ciudad que desde otoño ya es invierno y en esta época el frío a se está haciendo sentir parece que con mas ferocidad que antes, así que sentir frío sobre frío no fue nada agradable.

Este extraño frío vino como brisa, que raras imágenes te traen a veces los escalofríos. Mmmm… Parece que la reunión va a ser todo un acontecimiento.

La delegación policial está atestada de gente, gente con nombres extraños, es no más una pintura policial llena de agentes y personas que se disfrazan con un “alias”.

Allí, entre las miradas desinteresadas, cansadas y aburridas de los policías, están los implicados: Namid Amador, Kafuringa, Eros Wolf, Alexander Novoa, Simón Ergas, Carmen Trincado, Sergio Marentes y Miguel Alberto Páez. El último en llegar se hace llamar Acuario y se acerca a ellos como quien no quiere estar otra vez metido en el lio.

Los comentarios susurrantes de todos apuntan a la conclusión del caso que los ha tenido nerviosos y se interrogan por lo bajo una posible explicación coherente de la razón de tan desalmado acto, pero saben que deben esperar a que la protagonista de la tarde termine por aparecer.

No pasa mucho, tras un par de hombres mal encarados y fornidos, aparece frágil como un suspiro la acusada. Parece que ha llorado todo el camino, tiene los ojos hinchados y rojos.

Todos tienen una pregunta en la punta de la lengua: ¿por qué?

El policía más alto les hace una seña a todos para que lo sigan. Uno a uno y en fila, los antes sospechosos siguen el cortejo.

-       Me parece increíble que fuera ella – dice Namid en un susurro a Sergio

-       A mí me parece increíble que todo esto haya pasado

-       No me los imagino en líos pasionales… – los interrumpe Eros

-       ¿Y por qué no? -  replica Namid

-       No lo sé, ambos parecen tan circunspectos…-

-       ¿circuns… quien?, ¡vaya palabra rara!, no sería mejor ¿seriecitos? –

-       Seriecitos o no, el hecho es que la mejor colaboradora se ha timbrado al jefecito, o administrador o creador, o como quieran llamarle al occiso –

-       Tu siempre tan “delicado” –

-       Cálmense los dos – los interrumpe Sergio – pero a mí tampoco me llena la imaginación que haya sido por algo así –

Namid los mira a ambos y pone cara de “estos hombres” (reafirmando su expresión entornando los ojos). Carmen se acerca al trío a quienes estaba escuchando furtivamente

-       No tienen que ponerse así, yo tengo mi particular punto de vista en esto y creo que eso no va muy desencaminado –

-       Eso qué – pregunta Eros

-       Lo del lío pasional, ¿no ven lo extraño que está Acuario? – termina diciendo mientras con una seña dirige la mirada de los tres hacia el rincón donde el susodicho se ha casi escondido –

-       Mmm. No sé – murmura Namid tocándose la barbilla – no parece del tipo galante

-       Ni FlorDFuego parece una asesina – le acota Eros-       ¿Pero él?!! – dice aun menos convencida dándole la espalda a Acuario y señalándolo disimuladamente con el pulgar.

Karifunga convierte al cuarteto en quinteto y les dice medio divertido:

-       ¿Ya les contaste nuestra teoría? –

-       Si – responde Carmen

-       ¿Y?, que opinan –

-       Yo no le veo la relación – dice Eros

-       Fácil – interrumpe Carmen – Ella es la que mas papelitos pegados deja en el Rincón, Ev era el jefecito del Rincón… -

-       ¿Y Acuario? – pregunta Sergio

-       Siempre anda diciendo por allí que es el más antiguo –

-       ¿Y? – dicen juntos Namid, Sergio y Eros

-       Supongo que quiso ganarse importancia –

-       ¿Y logró que FlorDFuego se deshaga del buen ruso?-

-       Tal vez – acota Alexander que se había unido ya al grupo que se hacía más grande a cada palabra.

-       Es una tontería, ya se los dije – farfulla Miguel

-       Yo también lo creo – termina Namid

-       Qué – dice Carmen

-       Que es una tontería – sentencia Namid

-       Pero su silencio es sospechoso – murmura casi por lo bajo Eros

-       Mejor nos callamos, que el grandote ese va a hablar – dice Karifunga mientras señala al policía que los había guiado antes.

-       Señoras y señores. El asunto tiene algunos cabos por atar, pero a petición de la acusada aquí presente los hemos llamado a todos para que escuchen de primera mano lo sucedido.

El oficial toma del brazo a FlorDFuego y encarándolos a todos le indique que hable.

Todos escuchan su explicación y a pesar de su elocuencia lo que provoca son más dudas que respuestas.

-       ¿Por una broma?!!! – exclama Carmen sin poder creérselo

-       Bueno… sí – dice FlorDFuego

-       No es algo muy convic… - Karifunga se queda a media frase mirando con los ojos abiertos como platos al rincón donde estaba Acuario.

Todos miran al mismo lugar y FlorDFuego intrigada también se da la vuelta y lo que ve no lo puede creer.

Parado junto al silencioso Acuario está el mismísimo Evgeny un poco más flaco y pálido, pero con aquella cálida e inocente sonrisa en el rostro.

-       Pero com… cuan… - tartamudea FlorDFuego

-       Ni yo mismo lo entiendo – dice Acuario mirando a Evgeny – solo sé que cuando venía para acá leí en mi mente una especie de carta que me indicaba que me quedase en éste rincón pase lo que pase, hasta que Evgeni regrese –

-       ¿Leíste? – pregunta más sorprendido que intrigado Simón

-       No se me dan mucho las palabras – dice hablando por primera vez Evgeny – y solo me quedó imprimir esa imagen en la cabeza de Acuario –

-       ¿Y porqué a él? – pregunta Namid

-       Es el que menos pensaba en el asunto – dice Evgeny como a manera de reproche – todos los demás estaban muy al pendiente de lo que pasaba, excepto Acuario, así que fue mas fácil dejarlo en su cabeza –

-       Anda vacía hace mucho – murmura Acuario como queriendo disculparse

-       Pero cómo…- exclama FlorDFuego

-       Lo entendí luego de verlos a todos juntos cuando reconocían mi cuerpo, floté como fantasma encima de ustedes pero no me sentían y eso, luego de desesperarme por un momento, me dio la pauta que me señaló una salida – terminó de decir Evgeny mientras señalaba el rincón de donde había salido.

-       ¿Una salida?, ¿Allí? – dijo confundido Miguel

-       Si, allí, en esa esquina están escritas muchas historias pasajeras de los que estuvieron aquí. En esa esquina hay dolores y alegrías, encuentros y pesares puestos en palabras, impresos con sus mismos sentimientos desesperados y esperanzados. Esa esquina es el propio rincón de este lugar. Donde los escritores pasajeros han dejado su huella. Un lugar oscuro, no azul como el nuestro –Termina de decir Evgeny mientras espera que sus palabras lleguen hasta el fondo de todos. - Pude volver a través de esa esquina, de ese rincón, porque era el único donde todos podíamos estar como aquella desafortunada noche. Pero no es el único, en cada lugar del mundo hay sitios como éste, esquinas, rincones, de desahogo donde todos dejan un poco de sí para los demás. Hay muchos lugares paralelos al nuestro, a nuestro Rincón azul, muchos lugares por los cuales podremos volver envueltos en nuestras propias historias o en historias ajenas, inventadas o reales, soñadas o imaginadas. Nunca hubiera podido volver si no estuvieran todos siempre allí, en nuestro rincón. Dejando en cada historia un pedazo de cada uno y un conjunto de todos –

-       ¿Me disculpas? – susurra FlorDFuego con un brillo cristalino en los ojos.

-       Mmm… creo que no todavía – dice Evgeny con una media sonrisa en el rostro – no fue fácil volver a pesar de todo, algunas historias olvidadas, o ignoradas (miró a Acuario), casi me detienen. Pero tengo una solución –

-       Cual-

-       Tendrás que seguir dejando tus más bellas historias en el Rincón hasta que una de ellas me diga que pensarás muy bien antes de volver a jugar ese tipo de bromas –Evgeny se acerca a FlorDFuego y la abraza antes de que ella atine a contestar.

-       ¿Y a estos qué les pasa? – dice Karifunga mientras señala a los policías que miran fijamente el infinito como desinteresados de todo.

-       No lo sé – dice Evgeny – supongo que la magia siempre busca ser discreta, me parece que pronto lo sabremos – Como despertados de un sueño los policías miran a Evgeny y a FlorDFuego y a todos los demás como si fuera la primera vez que los tienen delante.

El oficial que parece ser el único que habla los vuelve a mirar y como si alguna luz se encendiera en su cerebro solo dice:

-       Bueno señores, creo que el paseo ha terminado por hoy. No estoy muy de acuerdo con que personas extrañas hagan turismo por la delegación de policía pero se trata de tener un trato distinto con el ciudadano y contra las órdenes no soy yo quien va a desobedecerlas. Si me siguen por favor – Todos salen del lugar y ya en la calle se despiden unos de otros con la promesa de reunirse siempre en el rincón que es propio de cada uno y de todos.

Al día siguiente solo pudo leerse esta noticia en un pequeño recuadro de las hojas interiores de los periódicos:“La policía informa que el supuesto asesinato de Evgeny Zukov, administrador del sitio web llamado “Rincón de los Escritores”, fue solo una especie de jugada publicitaria para dar a conocer dicho sitio al público. Estaremos al pendiente para ver el incremento de usuarios de dicho sitio, aunque esta redacción se reserva tal comentario hecho por la policía porque claramente se distingue que la comunidad de escritores que hemos tenido la oportunidad de leer en el mencionado sitio web despliega una creatividad y sentido literario que no habíamos visto en el internet hasta hoy”.

FIN

Comentar