Carácter es Igual a Destino

 

 

 

Siento que debo hablar de una fortaleza que todos tenemos, es una conjunción de atributos, como el coraje, la honestidad, los valores, la lealtad y demás.

 

En este conjunto de cualidades y defectos terminan formando el carácter, y es este la esencia más importante que alguien puede tener, no solo para defenderse en la vida, sino para afrontar los problemas que nos asolan a todos los seres humanos.

 

Saber fortalecer el carácter es una de las grandes claves, porque ante lo problemas, tendremos mejores decisiones y los abordaremos de una forma más simple y su resolución será más clara y veloz.

 

Ahora bien si queremos trabajar sobre nosotros, será una de las grandes pruebas que tendrás en tu vida, significa un gran cambio. Te daremos una serie de técnicas para aprender a reforzar tu carácter y así vivir una vida mejor.

 

Claves

 

El carácter se forma con la tranquilidad de espíritu por ello es mejor siempre mantenerse tranquilo, ya que la vida tiende a sacarnos de nuestro eje y casi siempre logra su cometido.

Tenemos que trabajar en post de lograr mas tranquilidad, podemos repetir palabras que reflejan en nosotros la paz, como por ejemplo, calmado, paz interior, tranquilidad y las que se te ocurran, porque las palabras influyen muchísimo en nuestro estado de ánimo, por ello es conveniente que uses tus propias palabras.

 

La circunstancias externas no tienen porque influir en tu estado de ánimo. Léelo de vuelta y mil veces mas, porque esta es una clave perfecta en la vida, si dejas que los problemas externos influyan en tu estado de ánimo, estas perdido. Tienes que trabajar muy arduamente para solucionarlo.

 

Yo se que no es un camino fácil. Hay días donde estamos en una especie de burbuja que hace que veamos todo en negativo, por consiguiente nuestro estado de ánimo no debe ser el más alegre, los problemas son problemas en sí y mientras tengas vida existirán. Eso es lo absoluto.

 

Habiendo dicho esto, sabemos que podemos tener dominios sobre todo,  más de lo que pensamos, hagamos un ejercicio mental.

¿Recuerda una deuda del pasado?

Cuando más lejana mejor, ahora recuerda que esa deuda o problema, durante el tiempo que duro trato de martirizarte. Pero un dia se termino y si lo ves en retrospectiva, hoy en tu presente no existe.

Ahora bien si en vez de preocuparte en el pasado te hubieras mantenido calmado seguramente la hubieras pagado igual, ¿Verdad?.

 

Ojala empieces a entender un poco como funciona para que así , de una forma gradual y para siempre puedas entender cómo funcionan las circunstancias en la vida.

 

Hay un cuento que ilustra perfectamente esto y me atrevo a contártelo.

 

Existía un rey en un lejano país, el cual con mucho esfuerzo y amor había traído una hermosa hija a la vida, este rey no solo amaba profundamente a su hija, sino que dedicaba todos sus días solamente para hacerla feliz, era el mejor padre, amigo, confidente, que esta pequeña podía tener.

Se demostraban el amor mutuamente, era hermoso verlos jugar por los jardines del palacio, y como él contaba infinidades de cuentos a la hora de dormir.

Un dia, por cosas del destino, quizás porque a la felicidad siempre se trata de destruirla, la pequeña enfermo y después de algunos dias, fallecio.

El padre no hallaba consuelo, a todas horas se lo podía ver en los rincones del inmenso castillo, llorando por su hija amada.

Pasaron los meses y luego los años. La vida del soberano, se vio cada vez más empobrecida,  ya nunca sonreía,  casi ni hablaba y muchas veces no salía de su habitación, se lo escuchaba llorando durante largas horas.

Los cortesanos y sirvientes, no podía verlo sufrir mas. Así que organizados. Llamaron a todos los magos del reino, para que uno sea capaz de hacer alguna clase de hechizo y pudiera transformar en felicidad la tristeza del rey.

Los magos acudieron inmediatamente. Muchos vinieron atraídos por la fama que lograrian por curar a su majestad, todos trajeron los mejores hechizos, uno a uno desfilaron frente al rey que los miraba con cara de una absoluta tristeza.

Durante tres días los magos intentaron todo pero no lo lograron, el rey seguía sufriendo por su hija amada. Un buen día apareció un mago, uno de los más ancianos, este mago entró al palacio y caminando muy despacio, se acercó al rey y sacando de su bolsillo en un puño cerrado, le entregó al rey un anillo. El rey lo miró desconcertado y después de examinarlo, encontró unas palabras impresas en el anillo.

El rey lo miró y por alguna extraña razón sonrió. El mago le hizo una reverencia y se alejó muy despacio como había venido.

Cuenta que a partir de ese momento el rey volvió a estar alegre, mandó a pintar el castillo y a colocar flores en todos los balcones. El rey tenía una nueva oportunidad, empezó a pensar que si su hija estuviera viva, quisiera verlo feliz y no triste.

 

El anillo tenía solamente tres palabras: Esto también pasará .

 
 

Fragmento del libro Revolución Mental, de Andres Lacrosse

Comentar