LA BORRACHERA DE NOE

Esta historia sí es sacada de la Biblia pero la voy a contar a mi manera y de acuerdo con lo que he vivido y compartido con borrachos y alcohólicos de todas las categorías. Ojo, una persona puede ser borracha sin ser alcohólica pero todo alcohólico si es un borracho sin excepción. El borracho bebe hasta que para las patas, algunas veces,  pero no tiene lagunas, al otro día el guayabo o resaca lo mata y, por lo general, deja de tomar una temporada. El alcohólico olvida lo que hizo, no puede parar y empieza de nuevo al otro día porque la ansiedad lo mata. Basta una copa o un refajo para empezar la siguiente pea, como dicen en la costa. Entonces, lo que quiero es planear si nuestro padre Noé era borrachín o alcohólico.

Noé tenía tres hijos: Sem, Cam y Jafet que según la Biblia, después del diluvio volvieron a poblar la tierra. El viejo plantó vides, el arbusto de la uva para los que no lo saben, y en una cosecha exprimió unas cuantas y guardó el jugo en una olla de barro; pasado algún tiempo y después de trabajar llegó a la casa con una sed muy grande y recordó el juguito guardado sin saber que con el tiempo se fermenta y se transforma en algo parecido al vino, como un vinagre de esos baratos que beben los muchachos de ahora para emborracharse, se zampó todo el contenido a fondo blanco y sí señor, el alcohol fermentado se le subió a la cabeza y al cucho le dio por empelotarse y hacer maromas como todo borracho que se respete en todos los tiempos.

A propósito, ¿Noé es el patrono de los ebrios? Por fortuna pocas personas había en aquel entonces para criticarlo pero nunca falta el lambón que se burla y este fue uno de sus hijos, Cam para más señas y evitar los chismes. Este muchacho buscó a sus hermanos para contarles con pelos y señales el show de su padre pero a estos no les hizo la menor gracia y entraron y taparon al empelotado con una capa mientras dormía la rasca. Cuando despertó le contaron lo que hizo su hermano el chismoso y el viejo en medio de la resaca lo maldijo y a toda su descendencia; para mí que al cucho le dio un guayabo moral el hijuemadre y se desquitó con el muchacho, le dijo que toda su descendencia sería esclavizada por la de sus hermanos y que estarían jodidos por los siglos de los siglos. No sus hermanos sino los de Cam.  Como no había tiendas ni bares se bebió los cunchos de la olla y nunca se supo si fabricó más bebidas embriagantes. Lo que dice la Biblia a continuación es  que vivió 350 años más y alcanzó la edad de 950 años, pero no aclara si sobrio o si volvió a emborracharse.

Sus hijos se reprodujeron como conejos y no entiendo como porque después del diluvio solo quedaban los que viajaron en el Arca y los animales que llevaron en ella. Pero Jafet tuvo siete hijos, Cam cuatro y Sem cinco desconociendo el nombre de sus esposas. Ahí les dejo la historia incompleta para que armen el rompecabezas.

 

Edgar Tarazona Angel
http://historiaspocobiblicas.blogspot.com

Comentar