Piojín

En una sucia y asquerosa cabeza habitaba feliz la mamá pioja con sus cientos de hijos piojitos. Toda esta familia vivía muy tranquila y feliz hasta cuando piojín, el menor de  los piojitos, empezó desear cambiar de casa y de vida.

Dice piojín: Mama yo sueño con vivir en una cabeza muy peluda, sueño en una frondosa cabellera de una niña bien hermosa y muy aseada. Una linda chica que huela rico.

Hay piojín, contesto mamá pioja; ese lugar no es para nosotros; porque nuestro mundo es el mugre y el desaseo. En una cabeza limpia, linda y saludable no nos dejan vivir porque nos matan con solo intentar entrar en ella.

Piojín siguió creciendo allí en la cabeza sucia pero con la mentalidad puesta en que, cuando él fuera grande, cambiaría de vida y tendría su esposa y sus hijos piojitos en un hermosísimo palacio, es decir en una bella cabeza con un limpio y saludable cabello.

Mama pioja estaba tranquila pues piojín no le había vuelto a comentar sus sueños para cuando fuera piojo adulto, entonces ella pensaba que piojín había escuchado su consejo. Pero piojín no entendía y seguía obstinado con cambiar la historia de su vida.

Un día ya adulto piojín le dice a la mama pioja: Madre me voy de esta casa;

Para donde te vas hijo mío? pregunta mama pioja. Para una cabeza limpia y ordenada, ojala que sea de una niña muy inteligente, que viva muy tranquila y sin angustias para que no moleste tanto.

Mama pioja le explica nuevamente a su hijo que en una cabeza así el no puede sobrevivir porque la gente limpia no admite piojos.

piojin se hace el que le cree a la mama pioja y se va a jugar, aparentemente muy tranquilo. Mama pioja tambien queda tranquila pues piensa que ya su hijo comprendió el problema que la ocasionaría cambiar de casa.

Sin embargo una vez la dueña de la asquerosa y puerca cabeza donde vivía piojin y toda su familia subió a un bus en el cual iba una hermosa y preciosa chica con su madre.

piojin al ver semejante hermosura de cabeza, con tan frondosa cabellera empieza a pensar la forma de volársele a mama pioja.

Así piensa piojin: ¡Ay! que hermosa chica, me iré a vivir en esa hermosa cabeza, pues si mi mama no me ve, nada malo puede sucederme. Y se va al escondido de mama pioja.

piojin salta de la asquerosa y sucia cabeza y se encamina dichoso hacia lo que el cree será su nuevo hogar.

El pobre piojn no contaba con la perversas uñas de la madre de la chica. Esta despiadada mujer atrapa a piojin entre sus garras. piojin ahora si recuerda las palabras de la mama pioja y llora desconsoladamente pues la infame mujer lo hará pedazos con sus ñatas uñas.

Así termino su vida piojin porque creyó que mama pioja no se daba cuenta entonces a el nada malo podría sucederle.

POBRE PENDEJO PIOJIN...

Comentar