EL REY MIDAS. PRIMERA VERSION

EL REY MIDAS. PRIMERA VERSION

De este mito hay varias versiones y les voy a dar las tres más populares

Versión primera:

Es  la que escuchamos desde niños y se encuentra en muchas antologías de cuentos infantiles. Dice que en un lejano país, llamado Grecia, vivía un rey muy codicioso que solo soñaba con las riquezas y el oro; su otro amor era una hermosa hija que amaba sobre todas las cosas pero no por encima de las riquezas terrenales.

Un día se le apareció un genio que le concedió el mayor deseo que tuviera y el rey Midas pidió que todo lo que tocara se convirtiera en oro; el espíritu le concedió el deseo  pero primero le advirtió que lo pensara bien; el rey le confirmó que ese era su deseo. Para comprobar que tenía el poder de transformación empezó a tocar todo lo que se encontraba a su alrededor y, en efecto, las cosas se volvían del metal dorado.

Pero, con el paso de las horas sintió hambre y sed y pidió a sus sirvientes comida y bebida, su sorpresa fue tremenda al ver que el vino, los pasteles, los platos, las copas, las ensaladas, los postres se volvían de oro reluciente. En este momento se dio cuenta de su error y llamó al genio y claro, este no respondió. A sus gritos acudió su hija amada que lo abrazó y al instante quedó transformada en una hermosa estatua del metal precioso.

El rey Midas lloró desesperado y cuenta la leyenda que murió de hambre, sed y dolor porque en pocos días sin comer ni beber su cuerpo se debilitó y su alma dolorida no pudo soportar la pérdida de su amada hija.

Edgar Tarazona Angel

De mi serie “Mitología griega con humor”

 

http://mitologiagriegaconhumor.blogspot.com

Comentar