Lalo Madera de Ezequiel Castillo

 

Lalo Madera El Juego de la Verdad

 

 

De Ezequiel Castillo

 

 

 

 

 

 

Personajes:

Lalo

Madera

 

PROHIBIDO LA DISTRIBUCION, REPRODUCION Y PRESENTACION DE LA OBRA SIN PREVIA AUTORIAZACION DEL AUTOR.

Ezequiel Castillo (Argentores 10030694)

Buenos Aires: Capital Federal Argentina

CELULAR: 1168529027

 

 

 

Dos sillas en el centro del escenario, dos hombres sentados, de espalda. Ambos vestidos de Traje, parecen dos ejecutivos, ambos Mirando fijamente como observado algo en la pared, que no se logra ver.

El centro del escenario apenas una pequeña luz que ilumina subvente los dos cuerpos. Luego de un largo silencio, comienza la obra.

 

ACTO UNICO

 

 

Escena 1

 

MADERA_ de la abundancia del corazón habla, la lengua.

 

LALO_ ¿que quères decir?.

 

MADERA_ eso, que de la abundancia del corazón. Habla la lengua.

 

LALO_ ¿de donde sacaste eso?

 

MADERA_ es un proverbio bíblico.

 

LALO_ ¿lees la Biblia?

 

MADERA_ a veces, la biblia tiene buenos consejos; sabias que los proverbios los escribió el rey Salomón, fue el hombre mas brillante de la tierra.

 

LALO_ mira vos que casualidad, yo juraría que vos sos el más bruto.

 

MADERA_ (ríe) que chistoso resultaste, siempre con ese aire cristalino, de humor bizarro que tanto te caracteriza.

 

LALO_ bue, ¡porque vos  sos de entretenido!.

 

MADERA_ me pregunto hasta cuando vamos a estar poniéndonos a prueba el uno con el otro.

 

LALO_ hasta que uno de el brazo a torcer, ese podes ser vos.

 

MADERA_ puede ser y si le ponemos un punto final a la competencia y salimos empatados.

 

LALO_ bueno, entonces decime que quiere decir.

 

MADERA_ ¿decir con que?

 

LALO_ lo del proverbio.

 

MADERA_  lo que quiero decir es que; lo que las personas dicen es lo que sienten en su corazón, hay que tener cuidado con las palabras.

 

LALO_ sigo sin entender.

 

MADERA_ algún día lo entenderás, ¿encontraste el punto?

 

LALO_ no veo nada, ¿vos encontraste mi cruz?

 

MADERA_ no tampoco. ¿Cuánto tiempo falta?

 

LALO_ media hora.

 

MADERA_ me duele el culo, tanto estar sentado.

 

LALO_ es una apuesta. El que se levanta primero paga. Salvo que encuentres la cruz o yo el punto.

 

MADERA_ no lo vas a encontrar, es muy difícil encontrar en una pared un puto hecho con lápiz.

 

LALO_ una cruz tampoco es sencillo, porque no declaramos empate.

 

MADERA_ Porque no, quiero cobrar el premio.

 

LALO_  al final nunca vas a dar el brazo a torcer.

 

MADERA_ algún día.

 

LALO_ ¿te acordas de Juana?

 

MADERA_ la que bailaba en la comparsa-

 

LALO_ esa misma.

 

MADERA_ le hubiera hecho un pibe.

 

LALO_ ya le hicieron seis.

 

MADERA_ yo le hubiera hecho lo mismo, pero siempre fue tuya.

 

LALO_ si la ves ahora le harías una faja para que deje de comer. Esta media rellenita.

 

MADERA_ no esta tan gorda, la vi. Hace poco. Recién había dado a luz a su primer nene.

 

LALO_ Lalo su primer nene nació hace siete años.

 

MADERA_ ¿siente años? Y los otros seis.

 

LALO_ uno a continuación del otro.

 

MADERA_ es como una carretilla, carga y descarga.

 

LALO_ parece.

 

MADERA_ como me gustaba Juana. Cuando se ponía esas polleritas cortitas con flecos y movía la cadera, como me calentaba. Creo que hay fue mi primer erección.

 

LALO_ Te calentaban los flecos. ( de mala manera le dice)

 

MADERA_ no boludo,

 

LALO_ ¿la pollera?

 

MADERA_ las piernas ¡Lalo!, ¡las piernas!; esa pollerita cortita,

(Estira las manos atrás y comienza a tocar a Lalo, lo incomoda.)

Esa cinturita y en el medio, su pequeña cotorrita.

 

LALO_ ¡que haces mariconaso!. (Saca las manos, se para enojado) ¿Como me vas a tocar así?

 

MADERA_ bueno era la imagen que me estaba haciendo.

 

(Lo señala con el dedo, Lalo lo señala también, los dos al mismo tiempo.  hay como una conexión que están pensando lo mismo, corren juntos y buscan una caja grande como de galletitas. Abren la caja `pero dentro hay otra caja, así hasta que llegan a una pequeña caja, de donde sacan un reloj de arena. Mientras van abriendo desesperado, como peleando.)

 

MADERA_  vos fuiste el que se paro primero,

 

LALO_ vos hiciste trampa.

 

MADERA_ `pero de eso se trata, vos te descuidaste,

 

LALO_ vos también te paraste, los dos al mismo tiempo.

 

(Madera saca el reloj, lo mira, Lalo trata de sacárselo para ver, pero  no lo deja)

 

MADERA_ ¿que paso?

 

Silencio. (Madera trata de esconder el reloj)

 

MADERA_ dale decime que paso,

 

LALO_ pasó el tiempo.

 

MADERA_ empate.

 

LALO_ (hace gesto con la cabeza de que si)

 

MADERA_ empate, ósea que no hay ganador.

 

LALO_ no hay ganador.

 

MADERA_  ósea que vamos a tener que volver a jugar.

 

LALO_ vamos a tener que volver a jugar.

(Dan vuelta el reloj, ponen las cajas nuevamente una del otro lado de la otra).

 

LALO_ no sabia que codiciabas a mi novia.

 

MADERA_ ¿que novia?

 

LALO_ Juana.

(Silencio)

Paso algo entre ustedes dos.

 

MADERA_ silencio.

 

LALO_ me podes contestar.

 

MADERA_ no, no paso nada.

 

LALO_ nunca me dijiste que te gustaba, cuando bailaba en la comparsa notros tocábamos los redoblantes, y vos sabias que yo transaba con ella.

 

MADERA_ éramos chicos Lalo.

 

LALO_ pero Salí con ella hasta hace seis años que me dejo, porque estaba embaraza.

 

MADERA_ ¿Cómo: era tu novia y te dejo porque estaba embarazada, Te metió los cuernos?. (Silencio) Mierda que rapidita esa Juana, bastante putita.

 

LALO_ yo la trataba bien, le hacia regalos, íbamos a tomar helado.

 

MADERA_ tanto esfuerzo para que venga uno y se la empomè así de la nada. (Como pensando en vos alta, se le escapa) Yo nunca le regale nada y bue.

 

LALO_ ¿que dijiste?

 

MADERA_ nada.

 

LALO_ repetí lo que acabas de decir.

 

MADERA_ pero si no dije nada.

 

LALO_ Madera, me estas mintiendo, repetí lo que acabas de decir.

 

MADERA_ es un chiste loco, que pense en vos alta, que pesado sos, loco. Deja a la mina tranquila, hace siete años que te dejo, supéralo, loco, basta!, que la cuide el marido.

 

LALO_ no tiene marido.

 

MADERA_ bueno el novio.

 

LALO_ no tiene novio.

 

MADERA_ el concubino, el amante, el macho, el que se la come, el que le hizo los seis pibes.

 

LALO_ son varios.

 

MADERA_ ¿varios que?

 

LALO_ varios padres.

 

MADERA_ (intentando entender haciendo gestos), ósea que los pibes son de distintos padres.

 

LALO_ las pibas. Son seis nenas.

 

MADERA_ okey seis nenas de dos padres.

 

LALO_ no, seis nenas de seis padres.

 

MADERA_ mierda, Juana no perdió el tiempo. Seis nenas de seis padres. Me imagino como será el régimen de visitas, tener que ver en siete días a seis padres distintos, uh que quilombo.

 

LALO_ ese es el tema, no me dejaste que te siga contando,

 

MADERA_ veo que viene para rato, me siento y me contas.

 

(Tomas las sillas y se sienta uno frente a otro.)

 

Silencio, Lalo parece que le cuesta  hablar.

 

LALO_ me vino a pedir si le podia dar una mano,

 

MADERA_ ¿como una mano?

 

LALO_ claro, me dijo que se puso a pensar en mi, en todo este tiempo que perdimos la oportunidad de poder estar juntos y que me extrañaba.

 

MADERA_ ¿te extrañaba, luego de que le hicieron seis pibes?

 

LALO_ ya te dije que son pibas.

 

MADERA_ eso, y que le dijiste.

 

LALO_ la verdad que la vi muy linda, cambio un poco, no es la misma de cuando éramos adolescentes, pero me trae muchos recuerdos. Con una dieta y un gimnasio puedo volver a parecerse a lo que era antes.

 

MADERA_ pero tiene seis pibes.

 

LALO_ ¡ya te dije que son pibas!

 

MADERA_ ¡con mas razón, seis pibas, de seis padres!; seis  pendejitas  las cuales ninguna es tuya.

 

LALO_ pero puedo ser como el padrastro, esas nenas necesitan amor,

 

MADERA_ que se los den sus padres, sabes lo que cuesta vestir a seis pendejas, los que consumen, las nenas no trabajan, no son como los varones que se hacen a fuerza de palos, mira si alguna te queda embarazada,! son seis nenas.! De seis padres. Seis tipos que le acabaron adentro. Y anda a saber con cuantos mas se acostó. Eso le pasa por no usar forro, viste, ¡ahí tenes!, y quería que le de sin forro, para hacerme un pibe, digo una piba. (Se da cuenta que se le escapo algo sin querer, se hace el desentendido, Lalo se le viene encima)

 

LALO_ que dijiste.

 

MADERA_ nada.

 

LALO_ la cara tengo de pelotudo, siempre sospeche de vos, y ahora me lo confesas, me di cuenta que algo estaba pasando el dia que entre a la habitación y estabas arriba de ella. Y me dijiste que te habías caído borracho.

 

MADERA_ pero era verdad me había caído,

 

LALO_ con los pantalones bajos,.

 

MADERA_ que también se me había roto el botón,

 

LALO_ te voy a matar.

( se arroja sobre el, hacen una pose de pelea graciosa. Luego de un rato de poses y medirse para pelear, Lalo le da una trompada y cae al piso)

 

¡Perdon!, amigo, reacciona. Perdon! (le da palmadas trata de reanimarlo, lo arrastra y sube a la silla). Fue sin querer vos me hiciste enojar. Te metiste con la mujer de mi vida.

 

MADERA_ (Madera casi inconciente) la mujer de tu vida era una putita se la dieron todos menos vos, (Lalo le vuelve a dar una trompada)

 

LALO_ Ahora te levantas, y terminemos esto de una vez que me quiero ir a mi casa.

 

MADERA_ Me acabas de dar una trompada y dejar inconciente.

 

LALO_ te lo merecías.

 

MADERA_ No pènsas pedirme perdón.

 

LALO_ perdón, estas contento, dale sigamos con esto.

 

MADERA_ acordamos un empate.

 

LALO_ ni empedo, no espere veinte años de mi vida para abandonar justo cuando te estoy por ganar.

 

MADERA_ ¿hacemos centro?

 

LALO_ Centro.

 

MADERA_ Perfecto, hacemos centro entonces-

 

 

Escena 2

 

 

(Cada uno ubica las sillas de frente a publico, una al lado de la otra, Madera va y las separa)

 

LALO_ (lo mira) ya te pedí perdón, empeza vos,

 

MADERA_ date vuelta y tapa los ojos, (saca del bolsillo un lápiz, moja con la lengua la punta y dibuja un puntito muy suave imaginario a publico, lo mira, chequea el punto imaginario, se sienta y mira.)

Te toca a vos.

 

LALO_ date vuelta. ( Lalo, saca también un lápiz hace lo mismo, pero antes intenta ver si ve el punto, que acaba de dibujar, Madera, se sienta, mira al frente y dibuja la cruz, bien al costado, se vuelve a sentar.)

Ya esta.

                                                                            

(Madera se sienta, se acomoda,)

 

MADERA_ tengo calor,

 

LALO_ que tanto,

 

MADERA_ bastante.

 

LALO_ pido, zapatos.

 

MADERA_ denegado.

 

LALO_ pero tengo calor, yo también. Pido saco.

 

MADERA_ denegado, pido zapatos.

 

LALO_ denegado.

 

MADERA_ hagamos una cosa, nos sacamos los zapatos y los sacos y listo,

 

LALO_ ¿Por qué tenemos que hacer siempre, lo que vos propones?

 

MADERA_ porque soy el único que propone, esta bien decidí vos que es lo que queres.

 

LALO_ saco y zapatos.

 

MADERA_ pero es lo mismo.

 

LALO_ no es lo mismo, vos dijiste zapatos y saco. Y yo propuse saco y zapatos.

 

MADERA_ esta bien.

(Salen de las sillas, madera se va a sacar los zapatos, y Lalo lo ve)

 

LALO_ no señor, saco y zapatos, primero el saco.

(Se sacan el saco y luego los zapatos)

 

MADERA_ Ahora estoy mejor, Lalo.

 

LALO_ ¿que?

 

MADERA_ pido para mirar.

 

LALO_ denegado.

 

MADERA_ pero necesito decirte algo.

 

LALO_ decime.

 

(Lo mira, se miran)

 

MADERA_ anda a la puta madre que te parió. (Estira las piernas y mueve los pies)

 

LALO_ te acordas de Román.

 

MADERA_ ¿que Román?

 

LALO_ tu Cobayo.

 

MADERA_ ¿si que paso?

 

LALO_ ¿nunca más lo volviste a ver no?

 

MADERA_ No, desde el día que desapareció.

 

LALO_ vos si que tenes suerte, a mi los reyes no me trajeron un cobayo, me trajeron una pistola de agua, yo quería un Cobayo. Un tierno y agradable   Cobayo. Pero al único que le trajeron lo que pidió fue a vos.

 

MADERA_ se ve que me porte bien.

 

LALO_ si, que lastima que solo lo tuviste un día.

 

(Silencio).

 

MADERA_ ¿a que viene eso de Román?

 

LALO_ pensaba que hoy es el día de descubrir secretos, yo también tengo los míos. Y creo que seria una lastima no compartirlos con vos.

 

MADERA_ que queres decir.

 

LALO_ tu Cobayo. Era muy lindo, tenía el pelo largo de colores, pero no era muy rápido, ¡lo suficientemente rápido para escapar de las ruedas de mi bicicleta!

 

MADERA_ ¿que hiciste con mi Cobayo?

 

LALO_ lo aplaste con la bici,

 

(Madera lo mira  y cuenta 1,2,3)

 

MADERA_ me dijiste que nunca lo habías visto.

 

LALO_ El se la busco se metió debajo de mi rueda.

 

MADERA_ Porque no me dijiste, estuve una semana buscándolo por todos lados,

 

LALO_ vos nunca me preguntaste por el. Si me hubieras preguntado, te hubiera dicho que estaba enterrado en la maseta que esta al lado de los enanitos del jardín.

 

MADERA_ enterraste a Roman en las masetas del jardín.

 

LALO_ le di cristiana sepultura, de seguro esta desde el cielo mirándote. Salúdalo.

 

MADERA_ no podes ser tan hijo de puta, sabes que, nunca me arrepentir de romperte un diente con bate de béisbol.

 

LALO_ me arruinaste la vida. Todos me miraban y se reían, me decían “el nene sin dientes”. Sufrí mucho Bullying, no me invitaban a los cumpleaños por el diente.

 

MADERA_ no te invitaban a los cumpleaños porque te comías todos y luego ibas, le cagabas el baño y dejabas un olor terrible a los invitados.

 

LALO_ deja de decir boludeses, (extiende su mano) me perdonas.

 

MADERA_ no!, no puedo creer que luego de 18 dieciocho años me vengas a decir que me mataste el cobayo.

 

LALO_ ¡fue sin querer!: ya te dije. Estaba en la vereda comiendo pasto, yo andaba en bicicleta y lo pise.  Ya te pedí perdón.

 

 (Madera se queda mirando el piso como en estado de shock, Lalo le da una palmada, se saca la corbata, se afloja la camisa, se pone cómodo)

 

Tengo una tranquilidad, siento como que me saque un peso de encima.

 

(Madera levanta la vista, frío)

 

MADERA_ te sacaste la corbata sin pedir autorización.

 

LALO_ déjate de joder, me estaba poniendo incomodo, no pense.

 

MADERA_ jamás pensas, tenes que pedir perdón, las reglas del juego dicen que mientas estemos jugando ninguno puede hacer nada sin pedir autorización al otro, porque eso puede ser perjudicial y ventajero para ganar el juego.

 

LALO_ es un juego y solo se puede jugar una sola vez.

 

 AMBOS_ a menos que haya un empate.

 

LALO_ hoy alguno tiene que ganar, así de una vez por todas cerramos esta etapa, son varios años haciendo lo mismo, el mismo día, a la misma hora, el mismo mes. Estoy casando, tengo ganas de tener una vida normal

 

MADERA_ y si abandonamos.

 

LALO_ jamás, abandonar es para cobardes. Te acordas cuando te estabas por ahogar en mar y te dije nada al costado, nada al costado, porque las olas te llevaban boga a dentro y no había guardavidas.

 

MADERA_ Como lo voy a olvidar si estuve a punto de no contarla.

 

LALO_ ese día si no hubieras hecho lo que te dije, y te hubieras entregado a la corriente, el mar te hubiera tragado.

 

MADERA_ también tengo que reconocer que vos te metiste, nose de donde sacaste fuerzas pero me ayudaste.

 

LALO_ que susto y desesperación.

 

MADERA_ susto fue cuando te perdimos en la peatonal.

 

LALO_ me dejaron en la peatonal y se fueron a dormir la siesta.

 

MADERA_ te juro que te buscamos, hablamos con los policías, y nos dijeron que te habías ido con un vecino, llegamos a casa, le preguntamos a todos los vecinos y nada. Hasta que te vimos llegar en un patrullero de policía.

 

LALO_ Gracias a Dios que me encontró un amigo y no un loco, tenia nueve años, como mierda nos dejaban ir solos al mar.

 

MADERA_ a vos como se te ocurre ponerte a juntar cucharitas de helados del piso.

 

LALO_ eran de muchos colores, quería hacer una casa con las cucharitas.

 

MADERA_ pero te perdiste.

 

LALO_ me dejaron.

 

MADERA_ estábamos distraídos, éramos chicos.

 

Silencio.

 

LALO_ creo que se paso el tiempo de nuevo.

 

(Van abre la caja nuevamente, vuelven a sacar el reloj)

Se paso el tiempo.

 

MADERA_ bueno vamos de nuevo y espero que esta sea la definitiva.

 

Escena 3

 

 

(Vuelven a poner el reloj en las cajas. Acomodan las sillas de manera y las ponen de manera enfrentadas en los costados)

 

LALO_ ¿puedo quitarme la camisa?

 

MADERA_ hace lo que quieras, a esta altura, ya no estamos respetando ninguna de las instrucciones.

 

LALO_ tenes razón.

 

(Se sientan)

 

MADERA_ ¿Quien empieza?

 

LALO_ Empeza vos.

 

MADERA_ ¿Por que tanta generosidad?

 

LALO_ dale déjate de joder arranca vos.

 

MADERA_ bueno- (se para, saca el lápiz del bolsillo) tápate los ojos, no sea cosa que mires donde estoy dibujando y ganes vos.

(Lalo se tapa los ojos), Madera perfila el lápiz y dibuja el circulo.

 

LALO_  ¿terminaste?, ya casi estoy.

 

MADERA_ espero que de una vez podamos terminar este juego, asi ya se termina, esta competencia del orto.

 

(Madera se sienta, se desprende la camisa, se tapa los ojos. Lalo se para, perfila el lápiz. Y dibuja, luego se vuelve a sentar. Largo silencio de concentración)

 

LALO_ si uno de los dos gana hoy, se termina la relación lo único que no une es este juego. Ósea que ya no nos volveríamos a ver.

MADERA_ así es, igualmente ninguno de los dos, nos soportamos desasido, toda la vida nos la pasamos compitiendo.

 

LALO_ vos siempre quisiste lo que tenia yo.

 

Silencio-

 

MADERA_ En realidad era chico. No pensaba mucho lo que hacia.

 

LALO_ si en tantos años no pudimos tener una relación normal, por que razón la podríamos tener ahora.

 

MADERA_ es verdad.

 

LALO_ ¿encontraste?

 

MADERA_ sabes que no.

 

LALO_ ¿me das una pista donde puede estar lo que dibujaste?

 

MADERA_ Jamás. Ya te dije mil veces, yo quiero ganar y demostrarte que soy mucho mejor que vos.

 

( de Repente, Lalo ve algo en la pared como si descubriera el dibujo, ni el mismo lo puede creer)

 

LALO_ lo encontré.

 

(Se pone en pie con su dedo va directo a señalar un lugar, madera se muestra incomodo)

 

LALO_ lo encontré, acá esta (señala) gane, gane hubo desempate y lo gane.

(Festeja, corre por el escenario, como si hubiera hecho un gol en un partido de fútbol, madera va a chequear que el lugar que señalaba este el dibujo, se sienta muy triste, Lalo lo goza)

 

¡Gane!, se termino el juego, ya no vamos a tener que vernos mas.

Quiero mi premio.

 

MADERA_ ¿que premio?

 

LALO_ el premio por haber ganado la competencia.

 

MADERA_ ese es el premio, tener la seguridad que sos mejor que yo.

 

LALO_ soy mejor que vos. (risas)

 

Silencio.

 

MADERA_ Ahora que ganaste que pensas hacer,

 

LALO_ ni idea, disfrutar.

 

MADERA_ ¿disfrutar que?

 

LALO_ que gane la competencia.

 

MADERA_ bueno, parece que ya todo se termino y no vamos a tener que venir mas a este lugar.

 

LALO_ así es, y tampoco voy a tener que pedir permiso para sacarme los zapatos de hecho me voy a cambiar.

 

MADERA_ ¿que hora es?

 

LALO_ no se, espera (va al saco y mira el reloj, mientras se lo pone) 21:45.

 

MADERA_ perdí el colectivo.

 

LALO_ no te hagas drama te llevo yo, seguis viviendo en el barrio de calle de tierra.

 

MADERA_ si sigo viviendo en el barrio de calle de tierra pero ya le estan poniendo asfalto, igual tranquilo, me tomo un taxi, lo que menos quiero es molestarte.

 

(se terminan de cambiar)

 

¿Tenes hijos?

 

LALO_ si uno, vos..

 

MADERA_ no, me separe hace poco.

 

LALO_ nunca fuiste de relaciones largas.

 

MADERA_ jaja siempre estuve con la misma, con la unica que me case,

 

LALO_ sos casado.

 

MADERA_ si,

 

(Lalo agarra un maletín que esta a un costado, se pone de frente a Madera, le estrecha la mano)

 

LALO_ bueno se termino.

 

Silencio. 

 

(Le da la mano, se aleja dejando a Madera parado en el centro del escenario, Madera queda pensando, luego de unos segundos, Lalo vuelve)

 

Escena 4

 

 

LALO_ ¿te puedo dar un abrazo?

 

(Madera piensa lo que le dice, y acepta con un gesto, Lalo deja caer su maletín y lo abraza)

 

LALO_ mama no quería que paliemos, sos el único hermano que tengo, el único, no voy a tener otro y no quiero perderte.

 

(Se separan)

 

MADERA_ ¿estas hablando en serio?

 

LALO_ porque no lo haría, Ya no tenemos doce años, somos hombres grandes, porque no dejamos de pelear, si ninguno es mejor que el otro.

Somos iguales, nos crearon iguales, mama nos enseño este juego para que juguemos, para que charlemos, para que compartamos el uno con el otro, no para vernos una vez al año el día de su aniversario y pasar el tiempo  discutiendo, viendo cual de los dos es mejor, sino somos nada, sino tenemos nada, mas que el uno al otro, mas que recuerdos, mas que anécdotas

 La vida tiene muchas travas, muchas situaciones., yo te necesito, necesito a mi hermano al lado. Te necesito.

 

MADERA_ sabes una cosa, nunca me imagine sin vos, siempre competí con vos porque te admiraba. Porque quería ser como vos. Vos sos mi héroe.

 

LALO_ acá los único héroes son los viejo, que mas allá de sus problemas, de sus necesidades siempre nos dieron todo, que mierda que hayamos arruinado todo.

 

MADERA_ el ser humano es dañino, es malvado, esta en nuestra naturaleza, pero hoy es la oportunidad para que podamos cambiar, yo quiero cambiar, quiero conocer a mi sobrino.

 

LALO_ Mateo cree que su tio es el mejor del mundo y sueña con conocerlo,

 

MADERA_ ¿le pusiste Mateo?

 

LALO_ si como el abuelo.

 

MADERA_ cuando me dijiste que tenias un pibe, me corrió fuego por las venas, yo tío pensaba, pero me daba vergueta preguntar, ¿Qué edad tiene?

 

LALO_ seis.

 

MADERA_ ¿estas casado?

 

LALO_ no, salía con una pibita y quedo embarazada igual somos muy amigos tenemos muy buena relación.

 

MADERA_ quiero conocerlo.

 

LALO_ te llevo en el auto.

 

MADERA_ claro.

 

LALO_ dame un abrazo.

 

(se abrazan)

 

 

 

 

                                                                      FIN

 

 

Comentar