Mi país en Letargo

Mi país en un letargo…

Si yo fuese un médico y un paciente preguntase cual es el diagnostico de su enfermedad. Mi respuesta seria. Sufres de una rara patología, una especie de somnolencia   que te consume severamente y no te das cuenta debido a que no tomas el interés en salir de tu letargo. Y solo tú puedes y tienes el poder curarte si te lo propones:…….

Un día más en la vida de cualquier venezolano.

Hola. Pudiste dormir bien anoche?  No que va, fue muy breve, Me fue difícil conciliar el sueño de nuevo, desperté a eso de las tres de la mañana. Morfeo rechazo mi solicitud y me expulso de sus dominios. Quizás sea el estrés, será por pensar tanto, que me despierto y el resto de la noche me la paso pensando en cómo salir adelante buscando soluciones para esta mala situación; a veces pienso que somos los culpables de seguir así en este letargo en que el país sigue sumergido,  enfermo ,  adormecido sin ánimos de nada. Lo único que veo y oigo es que todo va de mal en peor. De cómo, día a día, vecinos amigos, sociedad y otros más vamos cayendo en una clase de agujero negro, en un vórtice de pirañismo económico desenfrenado el ganar, ganar sin importar cuánto daño les hace a los otros, solo por unos bolívares más. MALDITOS BACHAQUEROS…  estamos inmutados y no veo soluciones muchos hablan opinan y bla bla. Experimentando con unas especies de soluciones en metástasis; solo eso, son canceres malignos; Y no actúan, solo palabras sin hechos, acción, nada. Creo que La gran mayoría  pensamos así. Pero hay quienes reciben algún tipo de dadiva por parte del gobierno dicen que todo está bien. Otros que están esperando por una vivienda o un trabajo; dentro de la nómina del gobierno, prefieren callar. Y mantenerse  a raya sin dar opinión por miedo a represalias, para que!.. Por un salario que vale menos que una lata de atún o dos kilos de carne, va eso no vivir.

Te acuerdas cuando íbamos a súper mercado y veíamos esos anaqueles repletos comida y de todo tipo de productos; ahora solo se vemos chucherías pendejadas y todo a precios elevados. Lo que costaba ayer diez bolívares hoy cuesta cien mil  o más. Bueno amor, dios proveerá y no hay mal que dure cien años ni cuerpo que lo resista. Pero yo no quiero esperar cien años,  ni llegar a ver como ese letargo nos mata como un cáncer amordazándonos la vida. Ver como nuestros hijos cada vez más desnutridos, por que no comen igual que antes, por que el dinero no alcanza. Eso no puede ser, ni puede pasar en un país tan rico como este y muy mal administrado que desvía su responsabilidad a una supuesta guerra económica y que todo lo que pasa en el país es culpa del imperio; más de 18 años en el poder y el gobierno niega todo. ¡No jodas!  Éramos ricos y no lo sabíamos. Es un dicho que se ha puesto de moda últimamente Jajaja. Pero tenemos una venda puesta en los ojos. Estamos parados en el paredón de fusilamiento y seguimos viviendo como si nada; esperando un tipo de milagro. Lo único es que en vez de fusilarnos nos están matando de hambre y más miseria. Además, estamos sintiendo en carne propia y sufriendo del sindrome de Estocolmo, embobados por los secuestradores.  dominados  bloqueados y corriendo de cola en cola. Para poder comprar  los productos que no se encuentran y desaparecieron hace tanto tiempo, arroz, pasta, y pare de contar esto es inadmisible. Bueno que más nos queda seguir adelante y trabajar para sacar la familia adelante.

Al salir de la casa, camine cabizbajo pero pendiente y alerto por la inseguridad. Mire a mi derecha a la izquierda después seguí caminando hacia el estacionamiento pensando y dándole gracias a dios por un día  más. El cielo estaba algo nublado mostrando un azul esperanzador  el clima se sentía aun frio a eso de unos 19º centígrados últimamente las mañanas amanecían así de fría por ser principio de año, secuelas de “don Pacheco” pero en el seguir del día el clima iba templando y se sentía el calor a medida que sol asomaba sus brazos candentes en esta vasta región llanera. Al llegar salude a algunos vecinos que normalmente salen a sus quehaceres y vidas cotidiana, algunos regando árboles herbáceos con la poca agua que llega durante la semana, con la esperanza de que le den algún fruto cuando estén en su plena madures. Buenos días. Buenos dia vecino. Mire vecino  y como le fue ayer en el taxeo. Eso esta dando?  No mucho vecina debido a que la gente prefiere tomar los buces y camionetas para que les alcance el dinero y comprar comida que es más necesario. Si es verdad vecino, la situación es de analizar la prioridad es  la comida. Ni pa un fresco alcanza el dinero, eso es un  lujo por que con estos precios y la inflación va en un crecimiento vertiginoso e imparable y estos salarios no se ajustan a nuestra realidades económicas. Mire vecino ayer Salí un momentico y sin darme cuenta gaste más de un millon de bolívares. Que es más de lo que me pagan a mi mensual, ni pollo, carne y hasta más. Donde iremos a parar, nada dura para siempre. Así decía Héctor, pero mire a cuba todavía dominada por el castro-comunismos y si seguimos así, pues miremos ese espejo de un futuro no muy lejano, con una muerte anunciada. Bueno vecina la dejo para que siga. Que pase un buen día. Al abrir la puerta del garaje noto cierto desbalanceo en el vehículo al dar un vistazo noto que una yanta del carro estaba desinflada.

Para colmo, de mi desventura esa era la de repuesto.  Siendo ese mi único medio de trabajo me encontré en una situación difícil. Días atrás reuniendo el dinero que tenía dispuesto  para comprar una (chiva)  un caucho usado pero en mejores condiciones de vida útil. Y como una cosa lleva a la otra tuve disponer del dinero para comprar otro  repuesto del coche  que se había dañado. Ahora necesitando el dinero no lo tengo. Pensé en mis adentros que debo hacer con quien consigo prestado hasta que me recupere. Dios! mándame una señal algo, ¡ayúdame! Hasta cuando recibir tanto látigo “dame un respiro”  solo algo solo algo. Bueno iré  a echar suerte y esperar  que el señor Pedro me ofreció el caucho de repuesto, acepte la mitad del dinero del valor del caucho y la otra se la pago en un promedio de dos a tres días y por dios que no se dañe nada más por ahora.  Al llegar el señor Pedro le explique lo sucedido y el muy amablemente dispuso a entregarme el caucho pero con la condición de que fuese en el menor  tiempo posible, ya que el tiene que cancelar unas obligaciones  con ese dinero. Así mismo será amigo Pedro. Al coger el caucho, salí a todo galope y como muchacho más alegre con dulce y ropa nueva desmonte el caucho dañado y los lleve a cauchero allí adquirí otra deuda ya que no tenía suficiente para pagar el cambio y desmontaje. Pero le dije al amigo “hermano tranquilo tu sabes que de aquí no me voy a perder, además siempre vengo porque tú eres el mejor de la zona y el más recomendado.  Y cuenta con eso a lo que haga el dinero te lo traigo. El hermano cauchero con cierta desconfianza acepta de mí la palabra de honor. Cosa que se utilizaba mucho en el siglo pasado. Y que ha perdido credibilidad por causa de la falta de principios y valores que se desvanecen como humo al pasar las fuertes brizas de intolerancia otro mal que nos aqueja una especie de Crisis de valores y principios.

Como otra parte de la enfermedad que el letargo trae consigo y es la intolerancia. Recordé esa lamentable noticia de unas niñas que en una pelea por un desacuerdo de una exposición en clases llegan al punto de matar a su compañera de estudio. Personas adultas de la tercera edad se caen a golpes por un puesto en las inmensas colas a los que son sometidos por un producto e primera necesidad. Gente comiendo desperdicios  recogidos en la basura.  Esa es nuestra realidad últimamente y el país somnoliento, acechados por una inmensa boa, Que de sus fauces  sutiles y engañosas, palabras parasitarias cuyas sanguijuelas le carcomen el cerebro a una parte de la sociedad hundiéndola más y más. Ni los rosales mismos con todas sus espinas y protecciones se salvan de sí mismos.

 

Comentar