Rafael Pombo (1)

Este es el año de RAFAEL POMBO, en Colombia. Muchos recibimos en nuestra infancia las primeras gotas de poesía de este bardo nacional y conservamos en nuestra memoria sus personajes: Simón el Bobito, El Gato bandido, La pobre viejecita, El renacuajo paseador y tantos otros que conocerán (los amigos de otras latitudes) en la segunda parte de este artículo. Hace unos años se creo la Fundación que lleva su nombre y que rescató la mayor parte de su obra material y, claro está, toda la literatura escrita por él y sobre él. Hablar de este vate no es fácil porque su obra abarca muchos campos, aunque su recuerdo se centra en sus poemas infantiles; fue entre otras actividades escritor, fabulista, traductor, intelectual diplomático, político y poeta, su mayor logro y por lo cual se inmortalizó.

Por circunstancias ajenas a mi voluntad se me vino encima una avalancha de inconvenientes que me han mantenido alejado de la RED; como mis problemas no vienen al caso paso a conversar sobre el poeta que es tema central de este ensayo, don Rafael Pombo Rebolledo, nacido en Bogotá DC, Colombia el 7 de noviembre de 1833  y fallecido en la misma ciudad el 12 de mayo de 1912. Esta fecha marca los cien años de su muerte y la Literatura Colombiana y la cultura en general decidieron consagrar en nuestro país este año de 2012 como el año de Rafael Pombo, llamado por muchos “El poeta de los niños”.

Sus ancestros fueron de noble cuna, como suele decirse yestaban enraizados con la  añeja sociedad de Popayán, una ciudad que se precia del linaje de su aristocracia criolla. Sus padres fueron Lino de Pombo O'Donnell destacado político, militar y diplomático cartagenero, que entre otras cosas firmó el tratado Pombo-Michelena de límites con  Venezuela, y Ana María Rebolledo,ambos pertenecientes a familias de la aristocracia. El General Francisco de Paula Santander, uno de los principales héroes de la independencia de Colombia,  designó a Lino de Pombo como secretario del Interior y de Relaciones Exteriores, de inmediato éste aceptó y viajó desde Popayán con su familia a Bogotá. Cuando la familia llegó a la capital del país , Ana María Rebolledo tenía 9 meses de embarazo y unos días más tarde dio a luz a su primogénito José Rafael de Pombo Rebolledo. Su tía paterna, Matilde, fue la madre de los hermanos Julio y Sergio Arboleda, también literatos y periodistas.

  • “Como era costumbre, doña Ana enseñó a Rafael las primeras letras. A los once años, en 1844, ingresó en el seminario. El latín allí estudiado haría de él un diestro traductor de los clásicos; Marcelino Menéndez y Pelayo comentó acerca de sus traducciones: "No las hay más valientes y atrevidas en nuestra lengua". De los poetas grecolatinos tradujo el episodio de Laoconte de Virgilio y a Horacio. También vertió al castellano El poeta moribundo, de Alphonse de Lamartine, y el soliloquio de Hamlet de Shakespeare.”

Rafael Pombo desde sus primeros años tuvo inclinación natural por la poesía y en un cuaderno copiaba veros y traducciones. Lo tituló Panteón literario. EN 1846, a los trece años ingresó en el Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario en el cual estudiaron muchos de los personajes destacados de nuestra historia (Este claustro aun existe pero ahora es sede de la universidad que lleva el mismo nombre). Se recibió como bachiller en humanidades y adelante recibió el grado en  Matemáticas e Ingeniería en el Colegio Militar fundado pocos años antes. Jamás ejerció esta carrera de manera constante.

Recién graduado hizo parte de una sociedad literaria conformada por jóvenes de la clase alta inquietos como él, de nombre Filotémica. Allí figuró con el extraño seudónimo de Firatelio. Durante su permanencia en esta logia escribió sus primeros poemas acordes con las características románticas muy al estilo de los  españoles Ramón de Campoamor, Zorrilla, el Inca Garcilaso de la Vega y el inglés Lord Byron, uno de sus predilectos. En diferentes viajes a Popayán escribió algunos de sus poemas sentimentales.

En 1855 viajó a Nueva York como secretario de la legación colombiana en esta ciudad. Permaneció 17 años en Estados Unidos, siendo ésta su época de plenitud creadora. Tal vez el contacto con una cultura y un idioma de sonoridades diferentes dio un giro universal a su obra. También mantuvo contacto con personalidades de la intelectualidad como Longfellow y Bryant. Tradujo por ese entonces a poetas ingleses, franceses y alemanes, y sus llamados Cuentos pintados se publicaron por primera vez en esa ciudad.

Homenajes

Pombo fue coronado como Poeta Nacional de Colombia  el 20 de agosto de 1905, en el teatro Colón, sala insignia de la cultura colombiana. El 6 de febrero de 1912 reemplazó a Manuel María Mallarino (ex presidente de la república) como miembro de la Academia Colombiana de la Lengua, de la que fue secretario perpetuo. Según Antonio Gómez Restrepo, crítico literario y albacea testamentario designado por Pombo, minutos antes de su fallecimiento, el escritor después de la ceremonia se recluía en su cama decayendo su salud progresivamente hasta su muerte, el 5 de mayo de 1912

Legado

  • “La ley 87 del 16 de noviembre de 1912, honró la memoria de Rafael Pombo nombrándolo Gloria de las letras colombianas.

Pombo nunca decidió publicar sus poesías, aunque a petición de sus admiradores permitió que anunciaran algunas ediciones, ni aprovechó sus últimos años para compilar y ordenar su producción literaria dispersa en diversos medios impresos de la época y en manuscritos que guardaba entre sus pertenencias. Después de su fallecimiento, su habitación fue sellada y no fue sino casi 4 años después, cuando fue emitida una orden por parte de un tribunal para hacer los inventarios de lo que dejara, que se realizó la compilación de su obra poética. Aunque menos conocida que su obra infantil, su poesía existencialista, como La hora de tinieblas, fue duramente criticada por la Iglesia y por los sectores conservadores, pues crítica el concepto de Dios y dereligión. Al respecto, el poeta Rafael Maya escribió:

«Es Pombo un verdadero torbellino cósmico en el que el polvo de la tierra se mezcla a la ceniza de los sepulcros y al incienso de los santuarios, para subir en columna vertiginosa a las alturas impasibles.»

NOTA: en la segunda parte quiero mostrar poemas de don Rafael Pombo, de los diferentes géneros. Algunos poco conocidos. Acá les dejo como abrebocas una pequeña lista que no significa que sean los de la continuación.

POEMAS INFANTILES:

  • El renacuajo paseador, también conocida como Rinrin Renacuajo.
  • Joaco el ballenero
  • El gato bandido
  • Mirringa mirronga, conocido como la gata candonga
  • La pobre viejecita, poema, al parecer de origen cubano.
  • Simón el bobito, traducción y versión del poema Simple Simon.
  • Pastorcita
  • Juan Chunguero

 

OTROS TEMAS

  • Belleza y amor
  • Dios
  • El niño y la mariposa
  • El alma
  • El libertador
  • El cuerpo y el alma
  • La flecha

CUENTOS MORALES

  • Tia Pasitrote
  • Juan Matachín
  • Perico Zanquituerto
  • El rey Chumbipe
  • Doña Pánfaga y el Sabelotodo (este último es un largo poema construido con palabras esdrújulas. ¿Recuerdan las malditas tildes?)

Edgar Tarazona Angel
http://mitologiagriegaconhumor.blogspot.com

Comentar