Ser "voz"

Estoy aquí frente al mundo; estoy aquí creyendo que aunque las voces posean distintos tonos generan todas vibraciones. Soy consciente que visto mi opinión en términos de ensayo. Pero, aunque no sepa muy bien las propias técnicas de mi lengua me urge gritar. Me urge abrir la boca y decir que estoy. Estoy en estas palabras compañeros. Así que sin más expondré vulgarmente cuanto me duele la sociedad. Expondré vulgarmente el ser joven y querer estar consciente de la crueldad humana. Nuestra crueldad.Pero: ¿Cómo empezar?

Empezare diciendo que la falta de libertad se respira y se siente sin necesidad de explicación en esta existencia. El miedo es ya una costumbre. Y el ignorar lo que sufre el mundo es aun más terrible que lo anterior. Buscamos de distintas maneras el  hacer sentir que estamos allí o aquí. Pero no, preferimos escondernos  en la ignorancia o lo que es peor siguiendo la estúpida  moral de nuestros días. Jóvenes, sino gritamos seremos nosotros los que propiamente violemos nuestros derechos y los del mundo de paso. Seremos los  humanos que no actúan,  los que  cohíben su libertad. La libertad se puede considerar como el mayor de los derechos. Pues el opinar resulta ser una característica esencial para llevar a cabo la vida política. Las rejas reflejan la falta de expresión política.Y una reja necesariamente no reside en ser únicamente la pieza de hierro del arado. No lo creo compañeros. Existen más.

Un símbolo importante de nuestro mundo  son los soldados. Un soldado o el ejército en sí, representa la seguridad y la protección de su pueblo. Pero, cuando estos están en contra de el. Qué se puede esperar de las demás instituciones políticas. La búsqueda incansable de las familias por justicia refleja el quiebre del sistema judicial. El interés común  es la excusa en la cual se escuda el gobierno para justificar sus actos. Y a la vez la esperanza de los pueblos  para lograr un cambio. Seguiremos en una constante lucha con las simbólicas  barreras que impiden que seamos libres. Que nos convierten en criminales. 

 A parte de los delitos humanos cometidos por la historia. Existe explotación de recursos. Ya que el costo de vida cada vez es muy alto y ¡Entendamos! no muchos hogares poseen aquellos  recursos. No ser pobre para nuestro querido presente constituye en poseer un dolar diario. ¡Por favor! Pero saben de cierta manera que con esta falta de seriedad  podemos observar la escasez de nuestras civilizaciones. Y la desigualdad que se vive en una colectividad.

Lo peor aquella falta de política por el miedo a ser torturado en el régimen. El ser diferente de aquellas costumbres y luego ser juzgado por aquello que somos es  lo que tanto nos duele hasta el  día de hoy. Y esta, aparece muy bien reflejada en la realidad. La realidad señores,  logra transmitir ese sentimiento de desesperación y crueldad. La realidad resulta ser un buen filme para  cuestionar la magnitud de las injusticias que se pueden llegar a vivir en un país déspota. Y eso que solo no existe uno.

 Es increíble como el hombre es ta capaz de transformar el mundo y a la vez de arruinarlo. Es increíble el hecho de que una persona igual le haga daño a otra. Son increíbles los métodos utilizados. ¿Arrancar las uñas? (No solo eso) Hasta donde hemos de llegar. Esto es lo que expresa el humano  con las escenas de violencia. Las torturas solo muestran la crueldad del hombre. El hecho de que aveces este es pasional y tapa su razón por los impulsos. Tapa su razón por la necesidad de seguir un partido político, un equipo, una religión. Lo cruel es que tocan el corazón de la sociedad que no es nada más que la juventud. Somos muestra de como el propio hombre atenta contra su futuro. Lo irónico también es como se utiliza a la mujer. La sociedad refleja el rapto de la dignidad. El como se sigue pensando en la mujer como un material físico más no como un sujeto que también proporciona unas ideas. Y que de cierta manera es igual que el hombre, ¡Siente carajo! No, no se entiende. Ser humano en el presente se define como tristes  atrocidades cometidas que  reflejan una realidad que duele ver.

 Los hombres siguen estereotipos. Siguen su propio interés. Aquellos soldados., aquellos raptores, aquellos sujetos. Hacen lo que hacen porque detrás buscan solo su interés. Aquí me detengo y pregunto si nos urge mostrar como prevalece el ego individual ante la necesidad social. Y aunque la historia de nuestra existencia es una película triste y cruel. También muestra esperanza. En la escena en la que nosotros  logramos escapar, escapar de la dictadura de nuestro ego, del miedo, del terror, de ser solo uno más en el silencio. Porque cuando logras hacer escuchar tu voz. En ese momento muestras a tu presente  que se debe aprender del pasado. Que se puede apreciar el horror para no caer de nuevo en el. 

 

Soy solo una ciudadana más del mundo. Compañero, él nos necesita.

Comentar