ASPIRANTE A SUPER HEROE

Por más que se enfureciera, gruñera, se sometiera a descargas eléctricas y se golpeara el pecho con los puños, jamás pudo transformarse en Hulk.

Comentar