El bastardo

El gusano de seda descubrió, sin lugar a dudas, que su madre (la de él) había traicionado a su papá (el de él) y, por lo tanto, él era de contrabando. Porque el día en que construyó su primer capullo de seda le salió de nylon.

MORALEJA

Nadie sabe para quien trabaja. Ahora el gusanito podrá mejorar la raza porque en los mercados internacionales el nylon se está cotizando a mejor precio que la seda.

Comentar