HISTORIAS ENGARZADAS EN CAPSULAS DE CIEN (ii)

SICARIO

 

Por tercera vez el llanto estridente de Daniel, el bebe de Carlos, irrumpió el silencio de la noche. Adelaida, su compañera saltó del lecho como una autómata; y soñolenta se dirigió a la cuna a calmarlo.

Lo asió entre sus brazos y meciéndolo, lo acercó a su torso desnudo para amamantarlo. Carlos recién salido de  la milicia con honores; lleva dias buscando trabajo.

Se dice que; en un principio habia rechazado varias ofertas de sicariato, pero al faltarle el sustento  a su familia acepto el reto y asi dio comienzo su vida delictiva, de sangre y muerte a su paso. 

 

LA SUICIDA

Después de un golpe seco, el silencio envolvió a la joven. Ya no era consciente de los gritos a su alrededor. Perfectamente maquillada y peinada, Evelyn yacía inerte en el techo de uno de los Cadillacs oficiales de las Naciones Unidas, tras saltar del observatorio situado en la planta 86 del Empire State Building de Nueva York.

Por fin había conseguido el descanso que tanto anhelaba desde que su novio le era infiel con su mejor amiga.

La gente cuenta; que su alma en forma de un pañuelo blanco se vio flotando en remolinos por los rascacielos, elevándose al cielo.

EL KARATECA

 

Cierta noche de música en la cantina de SEGIS, Kit Karateca campeón olímpico de Karate, departía fervorazamente unas cervezas con sus amigos. Luego de una acalorada discusión se inicia un altercado. Después de proferirle agravios se le fueron de trancazos.

Avalentonado Kit al verse agredido, entre salvajes gruñidos levantaba brazos y piernas una y otra vez; asestando golpes y patadas en el mentón de sus agresores. 

Súbitamente la luz se apaga, y... un disparo desde la oscuridad irrumpió la trifulca. Cuando la iluminación vuelve...El Cinturón Negro yacía en el suelo muerto. El matón encubierto había cumplido con su venganza.

PACTO DE MUERTE

 

¡El fatídico día llegó! La cita de los dos párrocos con el sicario en las afueras de la ciudad, estaba dada para ese día por la noche. Todo transcurrió normal. Cada uno, practicó en su parroquia sus oficios eclesiásticos cotidianos.

Previamenrte los sacerdotes habían ordenado al jardinero contactar la persona; que por dinero acabaría con sus vidas.

Se dice que eran “gay” y vivían juntos en pareja. Por amor habían roto el celibato.

Al enterarse que estaban contagiados de Sida; para evitar el escarnio y la deshonra ante sus feligreses, decidieron como solución a tal aberración, el pacto de muerte.

LA CASA DEL BOMBILLO ROJO

 

Era un reservado nocturno donde hombres y mujeres ávidos de sexo se daban cita. Ema, la anfitriona lo administraba. Se dice, que alli se practicaba proxenetismo con incautas jovencitas que llegaban a ofrecer sus cuerpos para suplirse económicamente.

Una noche; la fría mirada de un sicario la sorprendió in fraganti detrás de la barra. Y ante la mirada estupefacta de los concurrentes sin compasión la asesino.

La gente cuenta que; un indignado padre pago su muerte por venganza. Su joven hija le confeso que en ese lugar, se contagió de “sida” y que con la occisa habia negociado su virginidad.

 

 

Comentar