LA PLAYA DE LOS CANGREJOS MANCOS

 

En Santa Marta hay una playa con una gran cantidad de cangrejos mancos, les falta la pinza derecha que en la especie que habita la playa de mi historia es la más grande.  La razón de este fenómeno es que al hermano de mi amigo Juan segundo Fernández le dijeron que para mejorarse la próstata lo mejor era chupar el tuétano de la tenaza grande de los cangrejos.

Entonces, todas las mañanas sale a caminar a la playa donde abundan los cangrejos y uno a uno les quita la tenaza derecha y chupa el tuétano, después vuelve a soltar el animal. Como lleva tantos años haciendo esto, pues los cangrejos mancos abundan en esta playa. Los turistas comenzaron a encontrar estos extraños animales y a preguntarse cuál era la razón, pero, el hermano de mi amigo no dijo nada nunca y siguió atrapando cangrejos para sorber la sustancia supuestamente medicinal para su dolencia.

Pasó como un año y unos turistas europeos llegaron a esta playa motivados por los comentarios de sus paisanos que habían visitado este lugar y encontraron el fenómeno sin una explicación científica. Entonces empezaron un estudio sistemático, para descubrir la causa de la falta de una de las tenazas en la mayoría de los cangrejos que deambulan sobre la arena y se esconden al sentir pisadas de humanos. Pero, por esos días, el hermano de mi amigo no se apareció por ninguna parte ni salió a chupar cangrejo, no quiso que le preguntaran nada y los lugareños no dan explicaciones de lo que hacen sus paisanos.

Por ahora En Europa en varias universidades están organizando un estudio del extraño caso de los cangrejos mancos. Mientras tanto yo me río porque sé la respuesta y no la quiero dar. Esta historia continúa en otra parte.

Comentar