SIN MEMORIA....

Se  le olvidó que la poesía  sufre a veces  de  catalepsia, e intento  meterla  en la caja funebre, y volaron hacia el cielo millones de palabras,como pajaros multicolores,que  cantaban una infinita Epifania en todas las escalas musicales, y cada sonido era una mascara.. en la radiacion de fondo sonaron  carcajadas! nadie  esta muerto hasta  que  se muere..

Juegos del Destino

     De pequeños, chocaron sus triciclos en un breve momento de distracción de sus padres. Rieron divertidos en el suelo mientras las parejas se acercaban desesperadas a socorrer a sus hijos. Ignorando esa efímera unión, los alzaron y se fueron por diferentes caminos.       No volvieron a cruzarse sino hasta adolescentes, cuando sus bicicletas se dieron de frente por accidente. Intercambiaron unas sonrisas, pero no pasaron de ello, siguiendo sus rutas como si la señal no fuera lo...

Leer más: Juegos del Destino

Anda, dime!

-Te conozco hace 10 años, no puedo no saber cuál es tu gran sueño en la vida.     Ya hacía una semana que insistía con el tema. La verdad me tenía bastante cansada.-¿Pero para qué querés saberlo? Ya tuvimos esta conversación Marcos.-Dale, no seas así. Decime- Me dijo con su cara de perro mojado. Más bien con su intento de cara de perro mojado. A veces podía ser muy pedante.-Es que en serio, no es nada…interesante.-Lo mío tampoco era interesante y aun así te lo conté.-Me lo contaste...

Leer más: Anda, dime!

Vidas Paralelas

     Desde que cumplí los 7 años, un poco más, un poco menos, todos y cada uno de mis sueños comienza con la imagen de mí despertando y finalizan con la ilusión de estar yéndome a dormir. Al principio era interesante, no lo niego. Era de algún modo vivir una segunda vida mientras dormía. Pero esa emoción la fui reemplazando por una profunda angustia al cabo de unas semanas, cuando mi mente, confundida, me hizo perder la cuenta de cuando soñaba y cuando no. Ahora escribo esto, pero no se si lo...

Leer más: Vidas Paralelas

Corazón de Niña

      Llegamos al parque, y cuando vimos que solo había una hamaca disponible fuimos corriendo para conseguirla. Por suerte María es muy lenta, por lo que victoriosa, gané la carrera…y con ella la hamaca. Nada disfrutaba tanto como sentarme ahí y poder gozar de la briza en mi rostro, sentirme volar por los aires. Recordar cuando mi padre, con sus fuertes manos en mi espalda, me empujaba y me hacía llegar tan alto que sentía tocar el cielo con los pies. Pero bueno, todo se esfumó con los...

Leer más: Corazón de Niña

MI ADA MADRINA

Mi madrina se llama Ada, no crean que es un error de ortografía, es joven y muy bonita. Sin varita mágica ni poderes extraordinarios hace cumplir todos mis sueños de niño; bueno, eso era antes. Yo amaba a mi Ada madrina pero también a mi mamá, a pesar de que, casi nunca me cumplía un deseo y eso por falta de dinero. El secreto de mi Ada era ese, la plata y, como mi papá tampoco podía cumplir mis ilusiones, pues era ella la que se encargaba de que la realidad empatara con la fantasía. Eso...

Leer más: MI ADA MADRINA

Un corazón robado...un ladrón desconocido

     ¿Quién es tan insensible de robarte el corazón sin dar la cara? En un vuelo de segundos te convertiste en alguien tan importante para mí y yo aquí pensándote, sin tener idea de quien eres. ¿Fue crueldad o timidez tu abandono?      Iba caminando por la calle, como cualquier otro día, y sin previo aviso me diste un beso tan cálido, tan dulce, que me dejó sin aliento. Sacudí mis brazos en busca de ti pero lo único que pude percibir fueron tus apurados pasos alejándose. Confundido como me...

Leer más: Un corazón robado...un ladrón desconocido

Protocolares

 Me miraba fijamente. Bueno, quizás no me miraba. Decir que me miraba es solo un decir. Sobreestimar un poco sus capacidades. No, no podía mirarme. Sin embargo sus ojos se hallaban fijos en los míos. Yo también la miraba, por supuesto. O sea, yo Si la miraba. Era como liberar una estampida de mariposas en mi estómago. Aunque para ella…pues para ella no sé qué habrá sido. Supongo que simplemente la oscuridad de todos los días, el paseo matutino de siempre, la misma banca en el mismo...

Leer más: Protocolares

El hombre

Un trecho antes de arribar a la choza, Naunko hizo gala de coraje y satisfacción ante su mujer, mostrando orgulloso, el trofeo conquistado en la partida de caza. Se aproximó al espacio donde otras pocas chozas se levantaban, como una muestra más, de la conquista que el hombre había logrado en las llanuras de África. Dio gritos de triunfo para que también algunos vecinos, salieran a admirar la enorme presa que cargaba sobre sus hombros.El hombre de lustroso cuerpo azabache había regresado a...

Leer más: El hombre