HISTORIAS ENGARZADAS EN CAPSULAS DE CIEN (iii)

POSTUMO MENSAJE EN UNA BOTELLARostron capitán del “Carpathia”, antes de zarpar de la zona de rescate de los 706 sobrevivientes del “Titanic”; tomo unos binoculares y oteo el horizonte tratando de encontrar más supervivientes. De pronto algo que se acercaba a la nave llamo su atención. Era una botella que flotaba sobre la inmensidad del gélido océano del norte.Por una corazonada, ordeno al  timonel acercase para lograr izarla a cubierta.  Cuando la tuvo;miro que traía dentro un papel enrollado y una camándula dorada.Cuando la señora Benjamis recibió del capitán la botella,se enteró que su esposo no había sobrevivido del desastre.MATARON AL DIABLO POR UNAS BICHASLe decían El Diablo. Lo encontraron muerto en un potrero encerrado...

Leer más: HISTORIAS ENGARZADAS EN CAPSULAS DE CIEN (iii)

LAS AVENTURAS DE GUSTAFO ELÓRICO : GUSTAFO EL GRAN DOCTOR

Érase una vez la triste historia de un niño paupérrimo llamado Gustafo Pobreza del Refugio. Su camibuso estaba muy roto, andaba con zapatos en pésimo estado y los días en que mejor le iba a duras penas solo probaba desayuno y almuerzo. Su familia era tan pobre  tan pobre que comían a la carta, entre todos jugaban y el  que sacara la carta mayor era el único que comía. La situación era tan triste que  cuando pasaba el camión  de la basura pedían las bolsas para volverlas a usar. Por este y...

Leer más: LAS AVENTURAS DE GUSTAFO ELÓRICO : GUSTAFO EL GRAN DOCTOR

ESCONDITE

Mi mamá se separó de mi padre porque ya no se entendían más, desafortunadamente las cosas no se dieron. La posada nos la dio mi abuelita, allí permanecía escondido cada vez que mi papá llegaba porque me tenían prohibido que me fuera a vivir con él. Tita me había escondido en varios lugares; del baño tuvo que sacarme porque le acabe con el ambientador, a la alberca no me volvió a meter porque casi me le ahogo, en la cocina no me volvió a dejar porque me  comía su mermelada, en la casita del...

Leer más: ESCONDITE

El camino errado

     Cuando se probó el tercer vestido rompió en llanto. Su reflejo, radiante como nunca, le pareció insoportable de ver. No porque fuera feo. Por el contrario, era hermoso, realmente bello. Y por eso era insoportable. Sus lágrimas caían empapando la blanca seda que cubría su piel. El velo apenas podía ocultar la tristeza de esos dulces ojos. Se quedó inmóvil mirándose, mirándola, registrando cada mínimo detalle hasta terminar de retratarse en su mente. Y solo cuando sintió que había sido...

Leer más: El camino errado

LOS MUERTOS NO HABLAN

El cadáver del hombre ya estaba debidamente maquillado y acomodado en el ataúd. Cuando la sala quedó sola, su esposa empezó la consabida cantaleta de todos los días. Como si el hombre estuviera escuchándola le pegó el grito de siempre que lo dejaba sin ánimo de responder: “Y no se le ocurra contestarme, oyó”… y por supuesto, su marido muerto no dijo nada

EL DOLOR DE LA VERDAD

    Fingió su muerte para ver la reacción de sus allegados. Familiares, amigos, vecinos, compañeros de trabajo y todos los que tuvieran algún contacto con su vida. Observó sus comportamientos por un orificio en un cuadro. El cuerpo duplicado en cera era perfecto y con un micrófono dentro del ataúd escuchó los comentarios acerca de su muerte repentina. Lloró de desilusión al comprobar que el único ser, de veras triste y conmovido por su deceso, era su fiel perro labrador.

VOZ DE ULTRATUMBA

Orando ante el mausoleo de su esposa muerta, le contaba todos los pecados contra el amor que había cometido toda la vida, y de los cuales ella nunca se enteró. Una voz cavernosa le dijo: “lo vas a pagar muy caro, maldito…” El infiel murió de un infarto fulminante mientras surgía de la tumba la hermana de la difunta que estaba aseando el monumento.

EL COLUMPIO

Comenzó a mecerse en el columpio de otro corazón, y de pronto se cayó! 

LA HAMACA..

Del patio  escueto, se  acosto en la hamaca que ya sabemos.., herencia  ancestral de la cultura  Prehispanica,respiró y se  quedó  dormido  como un Liron que sueña, en la  noche se  escucharon  rugidos  de bestia  que merodea y unos  zarpazos,  que desgarran la piel. Con el  sol  del levante, se   despertó  con  un  dolor agudo  en la  espalda, todo el pueblo  estupefacto  viendo la camisa de la víctima intacta, pero la  espalda  estaba toda cercenada y  sin  piel !!