Abismos...

Me percato que el momento de continuar ha llegado y que solo si yo lo quiero podré lograr moverme, siento mis piernas temblar, mis latidos acelerarse y mi mente precipitarse a un abismo del cual se que nunca saldré una vez caído.

Pienso sobre el futuro y simplemente me lleva al pasado parece que mis recuerdos pesan mas que mis ansias de seguir ese es el abismo del cual temo, del cual pienso que no podré escapar, parece que al avanzar dejas un huella de petróleo del cual solo regresando podrás limpiar para no dañar a los que pasaran por tu camino.

Cansado de soñar y exhausto de pensar me dedico a mantenerme en un estado de dejadez total del cual solo los liberales momentos de tierna ventisca son los que me hacen vacilar acerca de la existencia del presente. Simplemente uno siente que no pertenece a tal lugar y lo siente desde que llega no se cual habrá sido el fruto de tal cambio tal vez sea el simple hecho de no querer plasmar el desastre que los abandonados temen, siento que cada vez que escribo, mis sueños se me vienen a la mente en momentos de cordura, siento que solo viendo la luna mis placeres se amansaran y mi alma volver a ser lo que solía ser, algo que deseo tan fogosamente que mis tiernos y dulces sentimientos por ti nada pueden hacer contra eso, siento que lo escribo no tiene sentido por eso los grandes dicen que cuando uno escribe lo hace de corazón y eso es algo que me preocupa..

¿Este es mi corazón?,¿Esto es lo que siento?. Simplemente no lo se y tampoco lo sabré hasta acoplarme a esta sociedad a esta bestia de la cual pensé estar acostumbrado y de la cual ni la fiel ayuda de mis familiares creo podrán hacer que lo logre. Ese reto corresponde únicamente a la persona a la cual le dieron todo para crecer y desarrollarse como un gran líder pero que simplemente deseo tanto algo como la soledad y ahora que la tiene no sabe como sacársela de encima...

Ahora veo por que ni la soledad puede estar sola, siempre necesita de alguien a quien acompañar y ese por este momento soy yo....Pienso en ella y la veo como una pobre alma que recorre el pasadizo de los desahuciados esperando que alguien la llame, esperando que algo la incentive a ayudar....

Ahora que lo pienso y reflexiono solo espero que mis metas regresen para así poder volver a ser el chico que solía ser y tan melancólicamente recuerdo...

Tal vez ese chico ya no esta y ahora le toco a otro yo realizar proezas de amor y caricias en esta bestia malhumorada que nosotros llamamos vida...

Comentar