Algo real.

Tuvo razón, completamente toda.No pude dejar caer lo que en sí quebró. La verdad de una señal intermitente difícil de entender. Que sin embargo y aunque fue cambiando nunca dejo las básicas circunstancias que la atan con la mesura. Si soy sincera diré que no hubo responsables, fingiré que todo está claro. Si tengo suerte plasmare los sonidos y rayos del sol en un alfabeto para olvidar las letras que aprendí con la pluma aquel domingo en mi libreta. Si puedo ser yo de nuevo, no haré ninguna otra pregunta, si logro ser tendré la prioridad de empezar de verdad, buscare quién era Giacometti y pediré que me enseñe a manchar  el lienzo en blanco. Cuestionaré a Bukowski por no saber qué es el amor y aunque tal vez no lo sepa y siga aquí tendré valor para decir de nuevo:Hola...si tan solo pudiera volver.
 
Al cerrar los ojos no podré burlar eso que al respirar crea una conciencia poco frágil al ruido. Puede ser que no sepamos por qué estoy sentada y busco  gritar cuando el silencio que creí absoluto se transforme a mitad del mar en murmullos y así pararme para empezar a admirar lo que va y viene tras las olas.  Tal vez en una de ellas encuentre a Poseidón y quizás sea él quien  construya de nuevo las murallas de Troya. Pues que pierdo si creo  que es  necesario devolverse al más antiguo mundo religioso y mediterráneo para que las fuerzas de la naturaleza y la continuidad   puedan responder de frente en aquel ciclo vital lo que aún no entiendo. 
 
Si es así, entenderé aquel encanto más humano. Me acercaré más al fondo de la historia, a la otra mitad y en mi adolescencia seré sometida a la realidad más misteriosa y remota del amor. Tal vez sea una tragedia, una leyenda más entre tanto expediente, un pasaje de las entrañas del corazón contado sutilmente. Lo que ni yo sé si tiene razón, pero constituye una realidad amplia, una lujosa aventura del alma. Lo que se creó con el cruce de la mirada. Y quizás sin importar nada más, un día se encuentre en el norte de una bella ciudad, entre ruinas y excavaciones llenando un espacio  histórico, un mito marcado por la arqueología  en algo real. 

Comentar