Inexplicable

mientras camino sin saber a donde, me invaden amargos pensamientos, acelero mi paso tratando de huir de ellos, pero en el efan de salir corriendo; se ata a mi frío cuerpo una errante soledad, se me dilata la mirada y por cada paso que doy una lagrima por mis mejillas escapa y frente a mis ojos historias pasan .

¡Pero que mujer tan extraña!, plena hermosura y con mirada mas aguda que la mía, siento algo que me arrastra ante ella y un viento va dibujando en mi rostro una leve sonrisa. No me resisto, lentamente me aproximo a tan sutil belleza, pero... algo me detiene, es como si mis pies estuviesen atados sin estarlo. Siento un golpe que me lleva al suelo y con ira vuelvo y me levanto dispuesto a todo, y entonces lo vi ahí, con llanto desconsolado; tan solo es un niño (pienso enseguida), ¿ quien es tan vil para provocar tan desgarrado llanto?. Sin entender lo sucedido mi corazón se hiere y se derrumba junto al de aquel niño, alzo mis ojos en busca de calma y tranquilidad, continuo mi camino casi que corriendo y es allí donde tropiezo con aquella anciana de cabellos blancos y un rostro que reflejaba gran decepción. ella me da un vistazo y enseguida alza su voz diciendo: que cruel es la vida, falsa la alegría, inalcanzable el amor, y desgastantes las fantasías... 

Comentar