Mis amigos muertos

Cada vez que fallece uno de mis amigos muchas ideas se cruzan por mis pensamientos y demasiadas preguntas de las que todo el mundo se hace ante la muerte. Hace un mes falleció uno de mis compinches de infancia y juventud y se me vinieron multitud de recuerdos que ya estaban casi en el olvido. Siempre uno recuerda lo más agradable de su vida pero, también, lo más negativo y con mi amigo Omar las añoranzas no son de lo mejor que me hubiera pasado. En estos tres años en el RINCÓN varios compañeros y conocidos se han ido de esta etapa que llaman vida. Dos de ellos me impulsaron a escribir sendos artículos doloridos por su muerte temprana; digo yo, porque para los que somos...

Leer más: Mis amigos muertos

Inverosímil amor

Creas sensaciones nunca antes experimentadas, haces palidecer mi piel ante tu mirada. Eres prohibida lo sé, pero olvido el respeto cuando no hay nadie y puedo… y puedo besarte. Aún no olvido tus labios y añoro a cada instante tus delicadas manos rozando mi cintura y es que lo prohibido es excitante y no importa tener el titulo de amante. Y es quiero nada más que tu sinceridad, odio los compromisos, terminan siendo tediosos. En cuento a la...

Leer más: Inverosímil amor

Valió la pena

Si alguna vez, alguien derrama una lagrima por ti, mientras te despide en el aeropuerto; si esa persona no te quiere dejar ir, y te abraza y te besa repetidamente; si cuando por fin te suelta, te sigue lanzando besos desde el automóvil, baja la ventanilla y te sigue despidiendo y no avanza, a pesar del insistente pitido del policía que le dice que se mueva, tú has experimentado uno de esos momentos por los que tu vida valió la pena. Si alguna vez, alguien te...

Leer más: Valió la pena

El cigarrillo y yo

Mi relación con el cigarrillo está llena de paradojas. Para empezar fui un niño asmático que en cada ataque pensaba que era mi última hora y en medio de los ahogos y esos gemidos propios de los asmáticos se me iba media vida; eso duró hasta los doce años; entré a estudiar en un internado para varones en Zipaquirá, la ciudad de la sal, en Colombia, allí se encuentra una de las maravillas de la ingeniería...

Leer más: El cigarrillo y yo

El juego y yo (2)

Ir a: El juego y yo (1) Las maquinas tragamonedas sufrieron varias transformaciones y evolucionaron para mejor estafar a los adictos al juego; en un comienzo en USA se denominaban tragaperras por la denominación que se les da a las monedas de menor valor, pasaron a tragamonedas, que eso son y después a paga monedas para que sean más atractivas al consumidor. Como los astutos jugadores se las ingeniaban para hacerle trampas a las máquinas pues los casinos...

Leer más: El juego y yo (2)

El juego y yo

Cuando hablo de juego no quiero decir deporte o divertimentos de un rato para pasar el tiempo o ejercitar el cuerpo. Me refiero a los juegos de azar, de esos donde se pierde el dinero casi siempre. Leí en una de mis lecturas desordenadas que un psicólogo afirmaba que el jugador adicto no juega para ganar sino para perder. Cuando leí esas palabras hace años me parecieron risibles y contradictorias porque ¿a quién no le gusta ganar? Con el paso del...

Leer más: El juego y yo

El erudito en deportes

 Mientras observaba las competencias deportivas de los Juegos Deportivos Panamericanos en Guadalajara, mi memoria se devolvió en el tiempo unas tres décadas hasta encontrar a un amigo que tenía como tema recurrente los deportes y pensaba que se las sabía todas y las soltaba  alrededor de una mesa mientras compartíamos unas docenas de cervezas… y  lo dejábamos hablar porque entre más decía más se inspiraba para inventar hazañas y gestas deportivas del pasado, con personajes reales del...

Leer más: El erudito en deportes

La desmemoria del pueblo...

Con el agite de las elecciones me puse a pensar en ese dicho que dice “los pueblos que olvidan su pasado están condenados a repetirlo” o algo así, no estoy muy seguro que sean las palabras exactas pero como dice el Chapulín Colorado la idea es esa. No soy historiador y me atengo a mi memoria y a las lecturas que hice y hago…. Ah, se me olvidaba que los viejos de mi familia de ambos partidos tradicionales, se encargaban de refrescarme las ideas...

Leer más: La desmemoria del pueblo...

Yo loco loco... y ella loquita loquita

Los que nunca han estado dentro de un manicomio como pacientes piensan que entrar es muy fácil, que va lo fácil es entrar a la cárcel y ni eso porque a veces el juez es benigno y lo deja ir a uno con una amonestación y para entrar al nosocomio, o clínica psiquiátrica si lo prefieren, no es suficiente hacerse el loco, hay que estarlo de veras y que el médico psiquiatra diga que sí, que a uno le falla la mollera y que es indispensable...

Leer más: Yo loco loco... y ella loquita loquita