Pensando en mi hijo

Los hijos son angelitos que Dios nos envía  para darnos un motivo para vivir.       Es bueno encontrar la oportunidad para poder escribir, ya que el ajetreo de mi diario vivir no siempre me permite disfrutar de esos momentos.      Para empezar le doy gracias a Dios por concederme la dicha de tener a mi lado a mi hijo pues ha sido un precioso angelito que me ha acompañado desde que nació.        Es mi razón de ser y luchar por la vida, por eso le llamo la atención cuando hace algo indebido, por eso trato de que sea un niño honesto en todo lo que haga, un niño que luche por alcanzar sus metas, sus...

Leer más: Pensando en mi hijo

El fin (parte 1)

Estaba en mi trabajo como todos los días de esta crisis ya la desocupación llega a los doce por ciento y yo sin vender nada casi todos mis clientes están cesantes pero sigo presente en mi lugar de trabajo, en mi botillería siento de repente un gran zumbido como un gran choque pero en seco salgo a mirar a la calle y nada todo bien pero la gente que esta esperando micro mira para todos lados, y los autos de repente guardan silencio sin tocar sus ruidosa bocinas...

Leer más: El fin (parte 1)

Tabú

         Nos amábamos desde  niños, yo soy tres años mayor que ella y, desde  siempre, compartimos todo, bueno, casi todo, es imposible compartir la totalidad de actividades con el ser amado. Pasamos de la niñez a la adolescencia, llegó el inconformismo, y a pesar de los años de diferencia, esta etapa traumática la vivimos al unísono; ella tuvo sus amoríos por su lado y yo los...

Leer más: Tabú

Dos mundos opuestos

      Por mi actividad en el servicio a la comunidad como rotario, tuve la oportunidad de visitar en un mismo día, las luces y las tinieblas. Por la mañana llegué a una escuelita para niños de capacidades diferentes. Sus caritas y  sus miradas reflejaban la necesidad del contacto físico. Apenas crucé el umbral del salón de clase corrieron hacía mí, apretándome con una fuerza extraña...

Leer más: Dos mundos opuestos

Pelota de cuero

¿Qué alegría?, al gordito del barrio le habían comprado una pelota nueva, pero de cuero.- Toda una novedad para nosotros “los chiquilines”, porque hasta ahora eran pelotas de trapo, vejigas de vacas infladas secadas al sol, y cualquier otro elemento que se pudiera patear.- Situémonos en el año 1955.- Enseguida se juntaron varias barras, que decidieron que en la canchita, como le decíamos, tendríamos partidos todos...

Leer más: Pelota de cuero

Dios (II)

Ir a: Dios (I) Siento que me estoy volviendo loco. No dejo de divagar toda la noche. Podría haber estallado en llanto. Pero intente dormir... Sacarme de la cabeza ese pensamiento ¿Quién fue el culpable? De llevarme a la mente, que mi vida y todo lo que me rodea sea producto de un sueño y yo no soy el que esta soñando. Solo soy un personaje más. No estuve tranquilo hasta que lo escribí. Y al leer lo que yo inconscientemente...

Leer más: Dios (II)

Robo de la gallina

El Bobo Ávila tenía fama de tonto, sus amigos igual. Se le conocieron dos en especial: Carlos Tovar y el Bobo Sánchez. De bobos sólo tenían el nombre. Una de nuestras costumbres era salir a caminar por un camino de la vereda san Rafael. Además del bello paisaje sabanero, encontrábamos huertas y sembradíos de peras, manzanas o duraznos. Era una delicia entrar a robar porque cualquiera que lo haya hecho puede afirmar que todo lo que se...

Leer más: Robo de la gallina

De la Muerte a un suicida

Tomás ¿Verdad? ...Tomás, Tomás, Tomás… el que debió ser poeta. En tu adolescencia descubriste que lo tangible  no te haría feliz, y que si te complacías siempre no encontrarías el sentido de tu vida y podrías encaminarte a tu destrucción… Te deshiciste del instinto. En tu juventud descubriste que la ciencia no te diría la verdad completa y no respondería las preguntas que tu...

Leer más: De la Muerte a un suicida

Dios (l)

Y si todo fuera un sueño, y nosotros somos parte de ese sueño. Como en nuestros sueños que se relacionan solo a nuestro entorno que hemos creado en forma inconsciente por lo que nos han contado, hemos pensado, o hemos vivido. Me he es difícil de dejar de pensar es un torbellino en mi cabeza que me deja sin fuerzas y ganas de lograr un objetivo por que no depende de lo que haga o me esfuerce, mi naturaleza, mi vida, mis esperanzas y mi esfuerzo ya no lo...

Leer más: Dios (l)