Estigma

No soporté ver tus ojos y me fui deslizando desde tus senos hasta el vientre, ahí quedé. Me recargué mientras ajustaba tu espalda entre mis manos, las deslicé recordando lo que jamás había olvidado. Tu cuerpo ausente de rencores se dejaba hacer caminos de evocaciones y desprendía tu  olor natural, sin que el perfume pudiera hacer nada por ocultarlo. ¿Cuánto te sabía y cuánto intenté olvidarte? No existió ninguna de las horas de todos los meses que dejé de verte. Puse la oreja en tu estómago. Una de las heridas que hice latía con vida propia, el dolor se sentía por debajo de la piel. Hace mucho...

Leer más: Estigma

Dios y yo

Desde que tengo memoria en todas partes viven machacando la idea de Dios pero no dejan que cada ser lo vaya construyendo o encontrando a su manera. Nunca he sido San Edgar, ni mas faltaba pero, por todos los medios he tratado de ser un buen ser humano y eso me permitió, desque que tengo recuerdos, relacionarme con personas de diversas creencias. Esto que muestro más que un monologo es un boceto de algo mas amplio y, si ustedes me colaboran con sus comentarios, con mayores...

Leer más: Dios y yo

Alba

Cuando (como de costumbre) conducía mi taxi en dirección anónima, ellos me detuvieron, con tal vez una de las señas más internacionales e intraducibles del mundo: la mano extendida meneándose hacia arriba y hacia abajo. 2 AM en un amanecer de sábado de ciudad capital de un país tercermundista americano, sur americano para ser exactos, Colombia para evitar las  confusiones, Bogota para los que aún no notan el acento de un...

Leer más: Alba

Perdido

Buscando ese rayo de luz que diario entraba por la ventana, intentando averiguar porque la luna no se ve igual, ¿será mi vista la que ha cambiado? La gente no la siento tan amable como solía ser, en los espejos no veo a la misma persona sonreír, el viento parece ser mas frío cada amanecer, ¿será que estoy envejeciendo, o que ya no tengo remedio? Dime si me equivoco o esto es más que un sueño. Estoy perdido en un...

Leer más: Perdido

Procesión interior

Rompió el público en aplausos, algunos de pie, otros aun riendo a carcajadas tras las locas ocurrencias de aquel bufón disparatado que ahora solo saludaba, mientras se perdía detrás del telón… y mientras el maestro de ceremonias anunciaba la siguiente atracción de aquel circo ambulante, allá, en un camerino oscuro y lleno de recuerdos, el payaso se quitaba su ilusa máscara mentirosa y se quebraba en  llanto....

Leer más: Procesión interior

Caminos

Se presiente. El fantasma deambula por todos lados, no encuentra, va por las calles que recorrió en vida; ahora se le revelan como mundos extraños y nuevos, le muestran lo que antes no quiso ver. Quizá la edad indefinida o el rostro surcado de arrugas secas que le dieron sabiduría... sabiduría. Ha olvidado caminar y por eso se eleva un par de centímetros del suelo, las baldosas del piso no hielan los pies desnudos y un tanto descarnados. La...

Leer más: Caminos

Colombia

Colombia que linda tierra eres, desde la lejanía te recuerdo y te añoro, como el poeta extraña su musa, como el músico su canción, como el río al mar, como la flor al jardín, como el pájaro la libertad o como el amante a su adorada. Recuerdo en cada amanecer, las montañas, los ríos, los valles y esos dos hermosos mares que te cuidan, como la madre cuida al niño que acaba de nacer. En ti nací y a ti...

Leer más: Colombia

Las pequeñas cosas de la vida

Es el momento en que ves ya por tercera vez, la secuencia de noticias de la Euronews y empiezas a ver los pequeños detalles que se escapan a simple vista cuando comienzas a notar que hay pequeñas cosa en la vida que no se disfrutan con la mirada fija en el horizonte... Fijarte tanto tanto en el suelo que descubres miles de hormigas que estaban pero no te dabas cuenta así como pasa con el cielo... Y conseguir compararlas con las estrellas que también...

Leer más: Las pequeñas cosas de la vida

Cuando estamos solos

Descubrir en una mirada la eternidad, descubrir en los ojos de un niño una clara verdad, clara así como el agua, escurridiza siempre en nuestros dedos, intentar así atrapar los pensamientos sería imposible, ellos que llenan nuestros mundos internos, que nos llevan a hermosas montañas y horizontes desiertos. A tierras lejanas donde no existe ni sol, ni luna, ni tiempo. Son ellos a veces fugaces en nuestras mentes y algunos permanecen allí...

Leer más: Cuando estamos solos