323, Antes de Cristo

Mi cráneo se ve invadido por hilos blancos como el algodón y retrocedo a la que no miente la historia, de repente estoy  rodeado de soldados persas y macedonios Comandados  por Darío III,  el otro ejercito por Alejandro Magno,  la conversación días antes con su estado mayor forjados en las batallas triunfantes con el padre del nuevo rey y soldado mitad hombre mitad bestia. ¿Los políticos llamados genérales? Habían adquirido en el fraguar de las guerras una basta experiencia y estaban deseosos de complacer a su nuevo señor para ganarse el mas alto merito aunque este no era un simple rey sino el discípulo de Aristóteles frente...

Leer más: 323, Antes de Cristo

Banquete de poesía en Getsemaní

Otra vez me atrapó el hechizo de Cartagena en un recodo del camino. Lo hizo de la mano de un poema obsequiado por un gran amigo, deambulando las calles de un barrio que transpira magia. Al cuarto día de la visita, un domingo de sopor ardiente, madrugué para ir con mi amigo Alexis al mercado. ¡Aja!, me dijo un vendedor de mariscos, cómprame esta belleza, y me enrostró una langosta aún viva, con antenas como sables, pidiéndome...

Leer más: Banquete de poesía en Getsemaní

Se fue mi mejor amigo

        Todo fue muy triste. Como todos las mañanas bien temprano, salió a caminar por el barrio. Con paso firme y la mirada al frente, algo que lo caracterizaba. De todos se hacía amigo, y jamás molestó a nadie.       Por casualidad salgo ese día, en la misma dirección que él. Todo fue una gran confusión. En la esquina más próxima veo un grupo de...

Leer más: Se fue mi mejor amigo

El amor... esa cosa fugitiva

“Todos saben cuándo empieza un romance pero nadie puede saber cómo ni cuándo va a terminarse.”Recuerda su piel, cada unas de sus señales particulares, las diminutas cicatrices, las pecas en el pecho y la espalda, el lunar grande de su tetilla izquierda, el olor particular después del ejercicio matinal, el aroma de su colonia personal, el efluvio sexual que se desprendía de sus cuerpos durante las entregas eternas, el timbre de su voz...

Leer más: El amor... esa cosa fugitiva

El perro

¿Que por que lo hice? Vaya pregunta!! Nadie resiste el ladrido eterno e impertinente de un maldito perro a la media noche!!  Cuando todo el mundo, quiere conciliar el sueño, después de una agotadora jornada de trabajo. Eran justo las 12 de la noche, y el inclemente perro seguía ladrando, como si hubiera visto en persona, a la momia de Tutankamón, levantándose del sarcófago!!... Hacia varias horas que peloteaba, como un alma en...

Leer más: El perro

Blanco sobre blanco

Hoy he pensado en blanco, hoy a sido de esos días que desde que el primer rayo de sol que ha entrado por la ventana, ese rayo que nace en las entrañas del astro y que muere en el blanco de mis ojos medio adormecidos ha ido provocando explosiones de colores… blancos hoy, todo han sido colores blancos, como la niebla de mis pensamientos, como el sentir de mis reflexiones, como el blanco de una noche estrellada, como el beso en la oscuridad…como mi soledad....

Leer más: Blanco sobre blanco

Reflexiones I

     Parece ser que Luydet a echado demasiado cloro a la piscina, son las siete de la mañana de un domingo nublado, durante toda la noche ha llovido, motivo por el cual está el agua tan fría. Siempre se lo digo, ten cuidado al hacer el mantenimiento y al tirar los productos, que para la conjuntivitis que padezco desde hace años es terrible. Agacha la cabeza, escucha, asiente, veremos si la próxima vez me hace caso. Es buen muchacho...

Leer más: Reflexiones I

Soledad

     Ando por la playa, de vuelta por las mismas huellas que dejé en el camino hacia la parte más lejana de mi casa. No hay nadie, son las 6 de la tarde, la brisa es fuerte, el oleaje es suave, ese olor a mar, ese humedad elevada… miro al horizonte, pienso en mi, en ti, en nosotros… que será de nuestro futuro?.      Cuando me hables, hazlo en el oído, en voz baja, porque no quiero que oigan lo que me...

Leer más: Soledad

Voto secreto

En las elecciones pasadas, fui designado para trabajar en una de las mesas de votación. En la mañana llega un señor decido a sufragar, entregando su documento a las autoridades de la mesa. El presidente de mesa le indica que retire un sobre, y que pase al cuarto secreto, donde deberá ingresar la lista de su preferencia en el sobre  entregado. A los pocos minutos, regresa el votante a la mesa, y el presidente le reclama el sobre. ¡El voto es...

Leer más: Voto secreto