Pensé que no era cierto

En primera instancia desconocía que no traías bragas, en segunda no me creí el elegido de tus quebrantos sexuales. La prueba era aún mayor: me mostrabas tu sexo entreabierto a una distancia inaccesible para mí; trate de acertar a hacer algo sin poder, había que actuar pues la visión de ti con los muslos abiertos era la consecución de cada tarde en que hablamos. Podía ver tus dedos, los cotidianos de construir, separando tu monte protuberante. El movimiento ondulatorio de la mano provocaba una visión de entrada rugosa y, por micras de segundo, el interior rosa perlado de saliva. Aún con la distancia el aire se llenó de ti, tu presencia se...

Leer más: Pensé que no era cierto

Avidez

Avidez. Es una palabra para definir el sentimiento que me acomete por ti, para ti. Estás ahí, con la sensualidad latente y con el torso perfecto y definido, hago a un lado el cariño y los escritos. Me maravillo de tu piel, de las formas, de cada curva; deseo e imagino cada oscilación. Trataré de explicarlo de la mejor manera. Empezó por mis ojos y la gota (esa de la que te he hablado) columpiándose a punto de precipitarse sin...

Leer más: Avidez

Tú y yo

(El final de Silencios y Sombra) La mira terminar sus quehaceres en la cocina y antes de que pueda ir para la habitación y tomándola de la mano y sin decirle nada la hace acompañarla hacia el sillón de la sala donde se sienta y con la mirada la invita a sentarse también. Una extraña expectación parece iluminar los ojos de ella y sin decir nada se sienta junto a él mirándolo directamente a los ojos. Espera que comience...

Leer más: Tú y yo

El día de después

Ni idea, en estos momentos se preguntaba si realmente la conocía. ¿Estaba hablando con la misma persona que hace siquiera un día le miraba con ojos de esperanza e ilusión? no solamente parecía otra persona sino... una completamente opuesta, y lo que era peor aun, también sus sentimientos. No podía aclarar cómo o qué podía haber ocurrido en esas escasas... 10 horas de sueño que les separaban desde la...

Leer más: El día de después

¡Suerte tío!

¡Suerte tío! Que el instinto del cazador te guíe cuando la saludes. Que sin pensarlo la mires y se avergüence. Que te note activo, alegre y distante. No tengas necesidad de contemplarla, pues, si no lo haces enseguida, te aseguro que más adelante dispondrás de todo el tiempo del mundo para hacerlo. Presta atención, mucha atención a otras cosas y poco a ella. Que luche por ti. Que la cueste. Que te valore....

Leer más: ¡Suerte tío!

Hay días y días...

En estas fechas extraño (monumentalmente) la presencia de mi padre, de mi madre, de la gente que no está acá; es de este modo que las fiestas parecen desteñidas, diríase una lluvia de estrellas húmedas.  El tiempo, ese que cae igual que un chubasco, da la sensación de paz a su paso; sigo pensando en ellos pero ahora es un recuerdo suave y lánguido, pacífico; invocación que en estas celebraciones me permite...

Leer más: Hay días y días...

Silencios

No sé qué es lo que quiere, de pronto le da por conversar y me habla de cosas que parecen ser importantes para él. Siempre es él, yo casi ni existo.¿De cuantas maneras he tratado antes yo de conversar?, ¿Cuántos momentos no he buscado para salir del silencio que parece haberse instalado en esta casa como un mal inquilino que exige y exige sin nunca dar nada a cambio?¡¡¡Ahora quiere conversar!!! Que le explique porque yo no...

Leer más: Silencios

Sombra

Mírame… ¿Quién eres? Tu rostro lo reconozco y tu voz me parece conocida pero dentro de todo aquello que me muestras tú has desaparecido por completo. No te alejes, no busco ofenderte, solo quiero que sepas que ya no te conozco. No. No me mires así ni endurezcas el rostro de sorpresa ni de enfado, solo es que quiero ser sincero contigo. ¿Podrías quedarte un momento por favor?, ya se que tienes mucho que hacer en la casa, no...

Leer más: Sombra

Reflección

Muchas son las cosas que inciden en el éxito de un hombre, pero de todas ellas, la principal, es encontrar la mujer adecuada...