Luna llena

Luna llena, maravilla que sólo disfrutamos cada veintiocho días. Sólo cada tantos días para que podamos apreciarla en todo su esplendor, embrujo que no cesa cada vez porque nunca puede ser igual una a otra. Hoy ha sido uno de esos días, una mañana radiante, donde la naturaleza parece estar de festejo, los pájaros revoloteando entre las ramas de los húmedos pinos, la pletórica playa bañada de sol acariciada por el verde esmeralda del mar. Y a la tarde el espectáculo renovado cada día del sol despidiendo su presencia, yendo a recostarse en el horizonte quieto del mar que parece recibirle en un abrazo de viejos amantes. Al mismo momento y por...

Leer más: Luna llena

¿Sabemos dar amor?

Nuestro corazón está preparado para dar y recibir amor. ¿Pero realmente nuestra mente acompaña al corazón, o miramos a nuestro prójimo, como un virtual desconocido?   Como funciona tu corazón, si te encuentras en estas situaciones; Cuando encuentras un anciano....... Cuando ves un niño descalzo....... Cuando tienes un amigo enfermo........ Cuando un niño  pide una moneda....... Cuando vuestro hijo...

Leer más: ¿Sabemos dar amor?

La promesa

- Teníamos mucho en común. Nos entendíamos solo con la mirada. Mis ojos se perdían en los suyos y viceversa. La conversación fluía por si sola, nada ni nadie podía interrumpirnos. Parecíamos almas cortadas por el mismo patrón, iguales en materia y simetría. Como dos gotas de agua, como dos peces aleteando en el mismo cauce. Pero al besarnos la canción se desvaneció, vino el desconcierto; supe entonces que...

Leer más: La promesa

Atada a la realidad

Siento como el frío me atraviesa la piel y me recuerda lo sola que estoy. Sólo quiero tirarme al azar y que el viento me haga flotar en la libertad. Estoy harta de esconderme bajo la lluvia para disimular mis lágrimas. Odio vivir en una realidad que no entiendo. Quiero escapar, correr lejos hasta un lugar en el que nada exista  y pueda aceptar que he nacido así por alguna razón y no por una injusticia. No soporto mirarme otra vez en el espejo y...

Leer más: Atada a la realidad

Volver a ser niño

         Cuando somos niños, nos parece lejano el llegar a ser hombres. La niñez nos da la libertad de expresarnos, de no mirar a nuestro alrededor cuando decimos lo que pensamos, a jugar con la imaginación, y lograr maravillosos proyectos, que nuestra mente ha ido elaborando, y lo expresa con total claridad y tranquilidad, sin pensar en el ridículo ni en el que dirán.-    Travesuras que no pasan de...

Leer más: Volver a ser niño

Familia

Empecé un proyecto afanado e interesante; compre máquinas y herramientas para fabricar algo que no existía. Fabriqué el cigüeñal en el torno, la bielas en la fresadora, el block de cuatro cilindros. Al cabo de unas semanas estaba terminado, despertaba a las cinco  a.m   y empecé a construir la carrocería, al transcurrir un año y medio todo estaba casi concluido, empecé a notar que mi barba había...

Leer más: Familia

En una fría noche de invierno

En un viejo periódico casi ilegible, guardado en la casa de mis padres, y con letras muy pequeñas pude leer: “Ayer, en una humilde vivienda del barrio Sur, falleció Don Jacinto Perdomo, a la edad de 81 años, solo y posiblemente de frío”. Seguí ojeando esas amarillas páginas, buscando una mayor información, pero no la había. ¿Por qué mis padres habrían guardado celosamente ese periódico...

Leer más: En una fría noche de invierno

Desesperación

Miras al techo, te concentras en otros asuntos y piensas que ha pasado mucho tiempo, volteas a mirar el reloj de tu mesa de noche y ves que solo han pasado unos segundos, justo en este momento tu mente ha decidido funcionar a mayor velocidad; te das media vuelta, sobre tu costado, miras la pared, la tocas, sientes la diferencia de temperatura y te agrada sentir el frío tacto del muro, suspiras tratando de calmar la incesante guerra de pensamientos y sentimientos dentro de ti...

Leer más: Desesperación

La abierta cárcel de mis manos

Apenas me he levantado y la ducha tibia me ha despojado de los retazos tardíos del sueño. Mientras el aroma del café matinal barboteando en el fuego penetra mis sentidos cual afilado puñal, he sentido el irrefrenable impulso de escribir, mi atenta lectora. Ha penetrado en mis venas la impostergable necesidad de la palabra, ese cruel veneno que nos penetra y toma por sorpresa y ya no nos abandona más. Ese monstruo despiadado que sediento bebe tu...

Leer más: La abierta cárcel de mis manos