El último consejo: lazo de la confianza

Amigos hasta la muerte, el lema con el que reforzábamos nuestra amistad, una amistad erigida por la confianza total que nos teníamos el uno al otro, ¿lo recuerdas? Sin importar cuantas veces chocabas contra el suelo, yo estaba ahí para levantarte, animarte y servirte de bastón. Tus problemas eran los míos y mis problemas los tuyos. Juntos siempre logramos salir victoriosos de toda adversidad. Una pareja invencible; con sus defectos, pero con su virtud mas grande, la amistad. Poco a poco el tiempo y la distancia nos separo, cada uno ahogado en sus ocupaciones se alejaba de su amigo incondicional. Tu mirada fijó un nuevo rumbo y en el horizonte de tu mirar no me...

Leer más: El último consejo: lazo de la confianza

Alternativo (Suplementum: Prima Pars)

Soñé. Estabas dormida y yo hincado me recargaba de la cama. Un irremediable tono amarillo triste se apoderó de tus contornos envueltos en sábana. Yo estaba de rodillas en tu lado derecho y desde ahí te miraba. Dejé las manos volar por encima de ti, a unos dos centímetros para no despertarte; el calor que desprendías contagiaba a las telas y después a mis manos frías, ese calor que aún evoco en los días...

Leer más: Alternativo (Suplementum: Prima Pars)

Contra el matrimonio, una diatriba llena de razones

No fue el matrimonio para ti ni para mí la fuente de la felicidad que ambicionamos. Mi interés en él no existe, existió sí, y me dejó decepcionado. Por eso será siempre el blanco de mi pensamiento.Concibo el hogar como la cuna ideal para los hijos, el matrimonio, apenas como una formalidad, una forma más de dar vida a los hogares. Veo el modelo hogar y matrimonio  como un ideal inalcanzable. Ni a la fuerza se mantiene unido. Poco...

Leer más: Contra el matrimonio, una diatriba llena de razones

Teresa

Saliste por la puerta y antes  que cerraras se coló para instalarse. Al principio se movió con cierta mesura, husmeaba por algunos rincones y cuando yo veía a esa dirección, se alejaba distraídamente mirando hacia otro lado. No me molestaba su presencia a excepción del baño, lo consideraba más íntimo; se reflejaba en la cerámica azul cobalto y como no queriendo, buscaba algún cabello tuyo en el lavamanos y...

Leer más: Teresa

Miedo en la Guerra

La guerra se come la vida, alimenta llanto, cultiva rencor y venganza, la guerra es ese asaltante de felicidad, atormenta el alma y quita la dignidad.    DE:         MI MIEDOPARA:    TI, MI AMOR… Es más de media noche, el calendario tiene otra fecha pero la vida  es como si no quisiera conceder otro día. Estoy refugiada donde has dicho que debo hacerlo. No estoy menos que aterrorizada...

Leer más: Miedo en la Guerra

Mejor que ya no estás

El teléfono se quedó colgado bufándose de mi historia. La decisión estaba tomada cuando me dijiste que no me guardabas rencor, cuando dijiste que me amabas a pesar de todo ¿Qué se podía hacer si me quedé seco esperándote sin querer que volvieras? El día resplandece contrario al sentimiento calado en el pecho, ahora ni las lágrimas salen, ni los lamentos. La vida ha de convertirse en una cosa difícil y...

Leer más: Mejor que ya no estás

Espérame

Enredado en tu cabello me pienso como despeñándome en un precipicio que va de una montaña alta hasta el fondo del mar. Soy pleno y sinuoso como las carreteras que conducen a las orillas del mundo. Imagino, después de tanto tiempo, que estás abanicándome a la orilla del mar con tus pestañas, te supongo ahí, recortada tu silueta contra el sol.Detenido en medio de todo para hacer un recuento de mi vida, la madrugada me aguijonea la...

Leer más: Espérame

Carta que nunca envié

Es martes y el viento sopla afuera como un alma en pena. Los árboles se mecen casi a punto de romperse y me arrastran a su sinfonía de gritos apagados ¿Por qué me fui? No sé, debería decir que no quiero saberlo, debería decir que el frío se me fue haciendo un habitante incómodo que se instaló con el tiempo en los huesos. Debe ser ese el dolor desconcertante de cada día, desde levantarse. Cuando dan las cinco de la...

Leer más: Carta que nunca envié

El secuestro una verdad tristemente célebre

“Tener la libertad, es cualquier baratija que sin valor se conserva. No tenerla, es gema de precio incalculable que se pierde y que difícilmente se recupera”   Carta apócrifa de amor escrita por un estratega a su novia y compañera sentimental  desde un recóndito lugar en alguna región Colombiana con vegetación exuberante, de abundantes precipitaciones y de  una extraordinaria biodiversidad; recibida como prueba de...

Leer más: El secuestro una verdad tristemente célebre