Carta de ,amor

Apreciada Oneida

Esta nota que te doy a conocer es motivada por el gran deseo que tengo de hacerte saber de todo el mucho afecto que siento por ti.  Yo personalmente ya te lo he dicho, ¿recuerdas?...  por tanto, lo que estoy haciendo es recalcártelo para rogarte que no subestimes ese gran sentimiento que tú has hecho florecer en mi alma y que llena mi alma y que llena mi vida de infinitas ilusiones.  Pensando en ti como lo hago en todo momento, veo el porvenir iluminado; (realizado mi destino) el futuro por entre un camino de fragantes rosas y mi ideal perfectamente realizado.

Con esto quiero decirte que deseo apasionadamente que tú seas mi bandera, mi luz, mi faro.  Por lo tanto, si eres valiente, me comprenderás y te decides a realizar tu vida, no dudes, ni temas para que los dos logremos un paraíso aquí en la tierra.  Puedo decirte que jamás te defraudaré, pues cuando se tiene un sentimiento tan grande es justamente para hacer grandes cosas en la vida.

Oneida recuerda esto: “hay un futuro que se hace solo,  y otro futuro que nos hacemos” y esto justamente nos enseña que según el empeño y la determinación tomada, cristalizará y edificará nuestras vidas para satisfacción de nuestro propio vivir. 

Oneida todo lo que aquí te manifiesto, lo he consultado con mi propio corazón.  Haz tú lo mismo y obra en consecuencia.

            Ahora y siempre

                                   Danir

 

 

En las memorias de Danir Duque nos encontramos esta carta de amor, escrita a mano,  tiene fecha de 1963.  Traté de transcribirla lo más fielmente posible, aunque le corregí algunos signos de puntuación para darle sentido.  

Comentar