Ciudadanos sin ciudadania

Señor ciudadano:

Yo quien según usted me poso a tomar mate en la esquina y compartir anécdotas del fin de semana, no me intrometo en su trabajo y la manera de desempeñarlo. Figurece que usted, quién tan frescamente me señala, fuera legislador, consejal o docente, definitivamente usted sería más responsable que yo de los sucesos que critica tan enfática y ofuscadamente; incluso si fuera un sencillo carnicero o vendedor de zapatos.

Usted cuando nos toca la ronda por su sector, nos niega el bazo de agua y ni que hablar de las oportunidades en que llama al servicio de emergencias y ante nuestra llegada nos indica con total falta de idoneidad cual es la manera en que debemos proceder. Recuerde que lo cortez no quita lo valiente, nosotros jamás olvidamos que un verdadero ciudadano con problemas reales; se ovnuvila y reacciona pero siempre con el reo, jamás con el chaleco antibalas que es la policía a su servicio.

Señor ciudadano, fui a la misma escuela que usted, vivo de modo mínimamente similar al de usted y a diferencia de usted, he tomado por camino de vida no el de la mera critica sino el de la acción y obediencia de órdenes  superiores, razonadas y consensuadas por  ciudadanos como usted que comprometidos con el respeto de derechos y garantías trabajan en seguridad ciudadana. Incluso próximamente a mi me tendrá que llamar licenciado y no como me señala cana,  bigote, gorra; cobani...

Cuando escuchó la "célebre" frase "estudia no seas policía" me preguntó primeramente que es que hay que estudiar para conformar a una sociedad que ni se toma la responsabilidad civil mínima de intervenir en las decisiones democráticas, cómo es que desean que intervengan quienes son " el brazo armado del poder punitivo del estado" si solo aceptan su legitimidad cuando la balanza se inclina en su favor.

Señor ciudadano, si usted es incapaz de cumplir con la mínima demanda de un par de documentos para su circulación vehicular legal y segura, si usted siempre tiene algo superlativamente más importante para hacer cada vez que se requiera su intervención como testigo, si en circunstancias que se le demore para realizar una consulta informática respecto de sus antecedentes comienza a gritarnos porque no es un delincuente y sin embargo recae sobre su persona una desobediencia por no pagar multas, cuotas alimentarias u otros; quién es más ciudadano?Usted que estudió para médico, maestro o astronauta o yo que en doce meses de formación superior me he cargado a la espalda no sólo ciudadanos delincuentes sino ciudadanos indolentes sin capacidad de actuar más allá de quejas lamento?

No sé que se está pidiendo y recriminando!

Hay que dejar de ser juez de los actos agenos y comenzar a autogobernarse!

Comentar