Vote por los mejores escritos del 2016

Vote por la mejor crónica del 2016 Vote por el mejor cuento del 2016 Vote por el mejor ensayo del 2016 Vote por el mejor minicuento del 2016 Vote por el mejor monólogo del 2016 Vote por la mejor opinión del 2016 Vote por el mejor poema del 2016

Cuando el tiempo se haya terminado - Andres Lacrosse

 

 

Algún día no habrá más tiempo en nuestra vida, despertaremos siendo solo el pasado, quizás sea con el alba o quizás nos sorprenda con tarde. Algo seguro es que todos pasaremos por eso mismo. 

Tú que estás leyendo yo que estoy escribiendo y nada lo podrá detener, quizás ese día pensemos en las cosas que estamos haciendo hoy, hacia dónde vamos y con quién compartimos esas cosas, ahora bien sabemos que el tiempo es limitado y que nuestra vida es algo finito, que por más que acumulemos riquezas y posesiones algún día quedarán todas aquí.

Me siento a pensar en ello y descubro por casualidad que no se bien a dónde voy, cuál es el rumbo que está tomando mi vida, porque tengo 35 años y sigo soltero, que malas relaciones he tenido para sentirme feliz con mi soledad.

De mis hijos y de mi manera de ser como padre y que ejemplo quiero darles.

No dejo de pensar que si bien la vida es un cúmulo de motivos para celebrar y cada día arriba de está tierra es un problema a nuestros sentidos más comunes. 

Siento que somos una especie de relojes que atrasan al tiempo un instante y que podemos transformar nuestra vida en este tiempo en lo que nosotros queramos.

 

Porque nos cuesta darnos cuenta de la realidad

 

Quizás porque todo parece un engaño que forma parte de lo más común de nuestros sueños, quizás nadie nos enseñó a querer a nadie, quizás estemos en el camino del aprendizaje perpetuo, pero hay algo en todo lo que hacemos que me hace pensar que hay algo más, me niego a creer que esta vida es esto y nada más. Y alejándome de cuestiones religiosas infundadas, me animo a decir que el verdadero Dios es el tiempo. 

El tiempo que se terminar para nuestras vidas y lo importante es que hacemos con ese tiempo. De qué forma lo vamos a disfrutar, y cómo podremos ser mejores. 

Por el momento me dedico a celebrar los días como nuestros ancestros que hacían todo para vivir en armonía con el mundo que los rodeaba. 

Ojalá algún día entendamos la verdad de la vida. Y que todavía tengamos fuerzas para continuar haciendo.

 

Andres Lacrosse. 

 

Comentar