¿Cuándo fue la última vez que miraste el cielo ?

 

 

A veces es importante parar y descansar, porque estamos en un mundo con tanta velocidad y tanto dinamismo que no nos damos cuenta que nunca descansamos nuestra mente.

 

En la antigüedad una persona tenía tiempo para disfrutar el espacio y la naturaleza, vivíamos en un mundo muy distinto. Capaz de crear hermosas poesías y maravillosos dibujos y pinturas.

 

Pero con el correr del tiempo esto de la modernidad nos está consumiendo, la escasez creativa es cada vez más genuina y duradera.

 

Quizás sea porque vivimos en un mundo muy abstracto y que todo el tiempo nos invita a tener que depender si o si de la tecnología y sus afines.

 

Cuando pensaba que escribir miraba por la ventana a la gente que caminaba por la calle y me di cuenta que casi nadie se detiene a observar el cielo y sus majestuosas nubes.

 

Ni siquiera nos detenemos, y hablo con plural porque yo tampoco soy un caso aislado, a sentir la lluvia, cuando hay mal tiempo. Las personas en general siente más malestar en dias asi, quizás porque no se han detenido a pensar que esa misma lluvia es la que hace que después disfrutemos los campos en los días soleados.

 

Te invito a que tomes un momento de reflexión y pienses en ti y en tu relación con la naturaleza misma, ¿ Cuales son las cosas que haces para acercarte a ella ?.

 

Me gusta pensar que la naturaleza es como un Dios viviente que podemos ver y tocar, no es algo aislado, a veces me encuentro frente al mar y pienso que las olas rompen en la costa todo el tiempo como un sonido perpetuo.

 

En este momento mientras tu lees esto y yo lo escribo hay millones de kilómetros de costa marítima donde olas cumplen su cometido. Increpan la arena creando una sinfonia tan hermosa que es irresistible no escucharla.

 

No olvides de donde venimos, no olvides que tu camino es limitado, al igual que el mio, siento que puedes ser más completo de lo que verdaderamente eres.

 

Descálzate y siente la tierra en tus pies y no olvides nunca querido amigo que si bien estamos aquí hoy algun dia no tendremos mas nada. Por eso no olvides de mirar hoy el cielo.

 

Es un pequeño consejo de tu amigo.

 

 

Andres Lacrosse.

Comentar