EL DESTINO DE LA ARMADURA DE AQUILES

 

La armadura de Aquiles era algo muy codiciado por los jefes del ejército griego. Los más destacados fueron Ulises (Odiseo) y Ayax que era primo de Aquiles. Como si fueran políticos de esta época trataron de ganarse el favor del pueblo, o sea los soldados a punta de discursos para convencerlos cuál de ellos era el mejor guerrero y que votaran a su favor. Digo esto porque lo supongo, no porque aparezca en la historia.

No se sabe si hubo elecciones pero lo cierto es que Odiseo ganó la armadura y Ayax, su rival se lleno de ira, dolor y resentimiento, tan furioso se puso que juró matar a todos sus compañeros y como no le comieron cuento se desquitó con cuanto animal encontraba a los alrededores, que no debían ser muchos porque la guerra ya llevaba diez años y las tropas comían todos los días. El pensaba que eran soldados griegos y repartía espada sin compasión.

 

En algún momento de lucidez se dio cuenta de las bestialidades que estaba cometiendo y decidió suicidarse; se fue a la playa y se clavó una espada que en el pasado le había regalado su enemigo Héctor, el mismo que Aquiles había ensartado con su lanza. Y después les cuento lo que le pasó a Odiseo. Este es el protagonista de otra obra inmortal. Ya se la contaré a mi manera porque falta un pedacito de Troya.

Comentar