El poder de estar enfocados - No perdamos el TIEMPO

Iba caminando por la calle, cuando me llamó la atención una conversación, no soy de escuchar ni mucho menos, pero esta persona hablaba con términos tan sofisticados que me sentí intrigado por la conversación en sí, hablaba con otro colega o empleado de su misma firma, iba diciendo cosas como, día improductivo, alzamiento de valores, contribución y planificación de metas, responsabilidad, perseverancia y toda una clase de adjetivos calificativos, Casi importantes para él, seguramente lo hacían sentir más importante.  

 

Pensaba para mis adentros qué bueno sería que el usara los mismos conceptos para su propia vida, porque sería más efectivo y seguramente no estaría trabajando en esa empresa. estaría creando su propia empresa.

 

Quizás pasamos muchísimo tiempo en organizar el tiempo de otros, planear objetivo tangibles y cuantificar cifras en el futuro para nuestros jefes o superiores, entregándoles lo más valioso que tenemos. NUESTRO TIEMPO.

 

Siempre me han encantado las historia con finales felices y las biografías de personajes importantes de la historia, sean estos buenos o malos. Me acuerdo la historia de Al capone, cuando finalmente después de perseguirlo por décadas, descubrieron que evadio al fisco,  tuvieron una buena razón para juzgarlo y dada las condiciones que él no podía influir en el veredicto, fue trasladado a una cárcel común y después a la cárcel de máxima seguridad. Esa es otra historia. El punto que quería llegar es que no le sacaron sus millones, ni tomaron sus posesiones, quizás tuvo que pagar costas de sus abogados pero nada más.

 

Le sacaron lo único verdadero que tiene un ser humano el tiempo. El tiempo, querido lector es lo más valioso que tenemos, porque eso ( Piensa en ti ) y evalúa hoy que estas haciendo con tu tiempo, porque este no regresará y será muy difícil regresar, que más allá que te arrepientas en el futuro, no se podrán cambiar las circunstancias, las ganas, tu edad y todos los eventos que hacen que tu vida hoy sea lo que es. Un éxito en sí.

 

No esperemos que otros nos gobiernen, que nos digan cómo tenemos que actuar y ver, que nadie puede cambiar nuestra vida, si nosotros no lo permitimos, pero además se consiente que estas perdiendo lo más valioso de tu vida. TU TIEMPO.

 

Por eso si hoy la vida te encuentra en el lado opuesto de la calle, simplemente con que tomes cinco minutos para pensar en tu vida y en las cosas que estás haciendo todos los días para ser feliz, te darás cuenta que puedes cambiar, no hay nadie que te lo impida y mucho menos, Nadie puede modificar tu vida si vos no lo permitís .

 

Te regalo un cuento para que entiendas el poder del enfoque.

 

Erase una vez un hombre que vivía muy alegremente en su casa de campo, quizás por esas cosas que tiene la naturaleza, la vida sana y tranquila, no se dio cuenta que su pozo de agua se empezaba a secar, un buen día su esposa fue a sacar agua para poder cocinar y descubrió que el pozo del agua se había secado, preocupada fue a contarle al esposo este la tranquilizó aludiendo que las napas de aguas son irregulares y que muchas veces el agua retoma una vez pasadas las 24 horas.  
Tranquilizada ya la mujer, decidieron esperar un dia para ver retomar la frescura del agua, pero al día siguiente nada ocurrió, más bien estaba más seco todavía.

 

El Hombre pensó- yo soy el hombre de la casa así que no voy a quedarme con los brazos cruzados, empezare a hacer un pozo.-

 

Sabiendo siempre que el agua está debajo de sus pies, con la pala en mano hizo cinco pasos del antiguo pozo y empezó a cavar, el trabajo se hacía muy pesado, sabiendo además que no tenía agua ni siquiera para saciar su sed y el calor entrado el día se hacía casi insoportable dentro del pozo.

 

Pero frente a estos sucesos y con ansias de terminar siguió cavando, llegado a los dos metros de profundidad no venía resultado alguno, cuando de repente aparece el vecino haciendo sombra desde la orilla del pozo.

 

-Que está haciendo buen vecino ahí abajo ? - pregunto intrigado

 

- Gracias por preguntar, estoy tratando de encontrar agua, el pozo se secó ayer durante la tarde y si no hago algo mi familia podría pasar necesidades- Respondió fatigado-

 

-El Vecino se rió- y sugirió que estaba haciendo el pozo en el lugar inadecuado-
 
-Venga que yo le contaré dónde está- les sugirió - ¿Ve aquellas piedras enormes ? - bueno muy bien, el agua estaba debajo de ellas. ¿Le explico porque? porque cuando llueve el agua se deposita en el fondo de ellas y cuando sale el sol, los rayos no pueden penetrar la piedra así que no se seca inmediatamente y el agua se filtra hacia abajo, háganme caso busque ahi y la encontrara - le dijo-

 

-Muchísimas gracias- le dijo y se dirigió al lugar donde él le había indicado.

 

Con muchísimo esfuerzo logró mover una de las piedras que se encontraban en una esquina de su amplio terreno, empezó a cavar, y se alegró ya que la tierra estaba húmeda. Pensaba, que tuvo la suerte de que llegara el vecino a ayudarlo ya que no tenía muchas más fuerzas, continuo cavando, cuando llegó más a menos a los dos metros apareció el otro vecino, mirándolo con extrañeza, le hizo la misma pregunta.-

 

-Que está haciendo buen vecino, allí abajo- preguntó extrañado

 

- Estoy haciendo lo que me indico el otro vecino, estaba cavando en busca de agua y el me dijo que no era el lugar y me indico que el lugar indicado es aquí,  por eso estoy haciendo el pozo de agua- Respondió sin mucha fuerza en el habla, con los labios ya agrietados por la intensa sed.  

 

-No, pero está mal donde lo está haciendo, venga que yo le explico dónde está el agua , así no tienen que hacer mucho esfuerzo y tampoco el pozo será tan profundo - Le dijo como quien conocía la verdad.

 

- Mire ve aquel árbol, bueno el agua está debajo de su raíces, ¿Le explico porque?, porque cuando llueve el árbol funciona como una esponja, absorbe el agua y esta se va a las raíces por eso el agua está ahí abajo.- Le dijo y se alejó saludando.

 

Nuestro hombre ya casi sin fuerzas, se dirigió con la pala hacia el árbol más frondoso de su tierra y muy cerquita de él empezó a cavar, una palada a la vez, estaba tan cansado, pero sabía que decía continuar por su familia y por todo lo que significaba, más o menos llegando a los dos metros de profundidad, nuestros amigo terminó muriendo de sed.

 

La moraleja del cuento dice que el agua estaba a 3 metros, es el poder del enfoque el que nos hace exitosos, muchas veces pasamos muchísimo tiempo buscando formas de salir adelante, nos pasamos haciendo pozos que no van a ninguna parte, pozos de dos metros cuando nuestra agua está a tres metros.


A partir de hoy quiero que te prometas algo para tus adentros, no hace falta que nadie se entere de tus promesas, pero es importante que lo hagas para que empieces a entender cómo funciona tu mente, una mente tan privilegiada.

 

Prométete a vos mismo que no vas a desperdiciar el tiempo que tienes en esta tierra, que no sabemos si tenemos otras oportunidades lo único que sabemos es que estamos vivos.

 

No desperdicies viviendo la vida que otros quieren que vivas. Disfrutemos nuestra vida por nosotros y para hacer felices a nuestros semejantes.

 

No vivamos haciendo pozos en nuestra tierra, perseveremos hasta el final.
 
Andres Lacrosse.

Comentar