El principio de las amistades

Cuando hablamos de amistad es un tema que me encanta encarar, porque siempre pienso que las amistades son nuestras mejores relaciones, ya que ellas son las únicas que perseveran en el futuro. Porque hay ciertas relaciones que podemos vivir a lo largo de nuestra vida que quedarán como hermosos recuerdos o quizás algunos malos, pero dejarán de existir con el tiempo.

 

Como se dice por algunos lados, los amigos son para toda la vida.

 

Es una gran verdad, ahora bien sabiendo esto, tenemos que todos los días hacer crecer nuestra planta imaginaria de la amistad, la amistad también se firma con cumplidos y ayuda cuando alguien realmente necesita, cuando nos encontramos solos esas personas que vienen a nuestro encuentro son las más valiosas, porque en tiempo de júbilo podemos tener miles de conocidos pero ningún amigo. Cuando veo que las relaciones humanas con el paso de los años, crecen las desconfianza, estoy que quiere decir, que seguramente si tienes un mejor amigo / a, seguramente es una persona que conoces hace muchísimos años y que ella ha compartido conmigo miles de situación. Y momentos a lo largo de tu vida, Porque las relaciones necesitan. Tiempo.

 

Esto que parece tan absurdo no lo es, hay miles de personas que desconocen este principio, cientos de parejas pasan todos los años por el civil, creyendo que esa es la persona para toda la vida, y solo tiene 6 meses de novios, es un gran error, porque la persona la tenemos que conocer, conocer su lado bueno y su lado malo, porque todos tenemos defectos y ninguno de nosotros somos perfectos. Antiguamente una pareja era obligada a casarse, a veces jovencitas de algunos años eran obligadas a casarse con hombres ya maduros, la joven primeramente ponía el grito en el cielo, revelándose contra la decisión de los padres, pero una vez que no le quedaba más alternativa accedía a regañadientes, pero qué ocurría pasado algunos años ella se termina enamorando de aquel hombre.

 

¿Como era esto posible ?

 

Porque en realidad, el tiempo y la compañía también crean el amor, esto es sencillo si miramos nuestras propias relaciones amorosas. Seguramente si hace memoria y recuerdas las últimas tres, sabrás que ellas han salido de tu círculo íntimo, seguramente eran un conocido, o el, hermano o la hermana de tu amiga, el mejor amigo de tu primo, un compañero de la escuela, o bien del trabajo, hacía muchísimas variantes pero siempre terminamos en el mismo círculo. Es muy difícil que alguien se enamore por la calle de alguien que va pasando, quizás nos guste pero no pasará a mayores. Esto significa que a veces si buscamos un amor y estamos solos es muy posible que esa persona se encuentre más cerca de lo que pensamos y no la hayamos descubierto. Habiendo dicho esto, es importante volver al tema de la amistad, porque a veces una buena relación de amistad, con el sexo opuesto no traje muchísimas más ventajas que una relación amorosa, lo digo por experiencia tengo pocas amigas, pero con ellas es un placer salir a comer o divertirnos, porque no buscamos nada en particular solo estar felices. Y lo logramos porque siempre es un placer estar con ellas, ahora bien ellas están casadas y con el marido quizás ni siquiera se divierten . No sé si me explico ?

 

Han perdido la facultad de diversión, esto no ocurre en todos los casos pero sí en gran parte de ellos. Porque siempre pensamos que nuestra relación afectiva es un nivel más alto y que no deseamos hacer cosas de chicos ya estamos para cosas más importantes. ERROR. cuando más divertida sea nuestra relación más durará y más felices nos sentiremos, en mi libro revolución mental cuento una historia sobre aprender a cambiar las perspectiva y como cambiar nuestro humor en un instante. Porque la vida ya tiene preparados miles de dificultades como para agregarle una más. ¿Cuando hablamos de principios de las amistades, siempre se me ocurre pensar en mis propios amigos, que ven ellos en mi ? Porque siguen a mi lado si no soy quizás el más conocido de la ciudad, el más rico ni siquiera, el más famosos. Pienso que siguen conmigo porque cuando están conmigo se sienten bien. Esta es una gran clave, cuando estamos con nuestros amigos tenemos que hacer lo posible para que se sientan bien, a gusto con nosotros, nadie quiere tener un amigo que nos diga todos nuestros defecto cada vez que lo encontremos, esto de seguro no sería una amistad. Necesitamos fortalecer nuestras relaciones para hacernos más felices a nosotros mismos.

 

El principio dice que si hago felices a los demás esto vendrá a mí multiplicado, y si no es así, no importa, seremos igual de felices dando amor. Quizás esto sea muy difícil de explicar pero para entenderlo, de una forma clara, cuando estemos nuevamente con nuestros amigos, pensemos en hacerlos sentir bien porque tarde o temprano eso sea un regalo para nosotros. Cuando más damos más recibimos hemos escuchado millones de veces, pero una cosa es creer lo que dicen y una muy diferente es sentir y comprobar por nosotros mismo que esto es una realidad. Cuando veas a tu amigos la próxima vez , juega contigo mismo un juego, hazlos sentir importantes y ellos te darán lo que sea. Pruébalo y me escribes.

 

Andres Lacrosse

Comentar