Vote por los mejores escritos del 2017 - Sólo usuarios registrados

Vote por la mejor crónica del 2017 Vote por el mejor cuento del 2017 Vote por el mejor ensayo del 2017 Vote por el mejor minicuento del 2017 Vote por el mejor monólogo del 2017 Vote por la mejor novela del 2017 Vote por la mejor opinión del 2017 Vote por el mejor poema del 2017

ES MUY FÁCIL / ES MUY DURO

 

ES MUY FÁCIL azuzar a una multitud, utilizando su resentimiento social basado en todo tipo de carencias, con la sustanciosa y apetitosa doctrina socialista, la cual tiene probado y comprobado su contundente fracaso con el retraso y la miseria en que se han sumido los nobles pueblos que se han atrevido a ensayarla a lo largo y ancho del planeta y durante toda la historia.

ES MUY DURO hacerle comprender a una muchedumbre estimulada por el hambre y la escasez, que la igualdad social es una fantasía inoperable por disposición de la naturaleza, ni todos podemos ser pobres ni todos podemos ser ricos; este mundo está compuesto por pobres y ricos en donde todos NECESITAMOS de todos, y que por ende, si no hay empleador no hay trabajador. 

ES MUY FACIL utilizar las heridas sangrantes de una comunidad tradicionalmente sumida en la discriminación para rociarlas con el ácido discurso del racismo y la exclusión con la intención de remover y promover su resentimiento histórico para sembrar una arenga de prebendas y gollerías que lo único que consiguen es más separación, más división.

ES MUY DURO hacerle comprender a una comunidad acomplejada y ofendida que la infame esclavitud pertenece a la época más primitiva del hombre, que por ende ya ha sido eliminada de las leyes y de las mentes, gracias a lo cual ese complejo de inferioridad y rechazo se quedó sin fundamento y no le queda otra posibilidad que morir incinerado por las llamas del hipócrita y fantasioso discurso del racismo y la desigualdad, ambos discursos tan ilusos como confusos puesto  que estos sentimientos no existen más allá del triste y vergonzoso referente histórico.  Pero el primero que tiene que asimilar y arraigar la inmaculada verdad de que “TODOS SOMOS IGUALES” es quien acoge el mensaje oportunista del hábil jactancioso que tan solo está endilgándoles a otros sus propios sentimientos y pensamientos; por eso los calcula y los manipula, porque los piensa y los siente.

ES MUY FACIL envalentonar a la comunidad femenina, tradicionalmente ultrajada y pisoteada por el varón, con la trajinada perorata de la garantía de la equidad de género, con la fantasiosa ideología de que como la mujer es la dueña de su cuerpo, es la dueña de su vida y de la vida de otros; sutiles, perversos y útiles lavados de cerebro; caldo de cultivo para fermentar todo tipo de usos y abusos comerciales y económicos.

ES MUY DURO que una mujer se convenza que es una “MINA DE DONES Y TALENTOS”; que está en ella, solo en ella, que tan solo necesita de ella para desarrollarlos y aprovecharlos; que no necesita leyes humanas escritas en un papel; que tiene la talla espiritual e intelectual innatas para superar y pasar por encima de los miedos que le ha inculcado la superioridad física, mas no espiritual, del caballero.  Hoy en día, toda mujer está en capacidad de comprender, de hecho tiene que asimilar que todas las posibilidades están a su alcance para capacitarse en lo que ella quiera y decida prepararse.  “NINGUNA” mujer moderna puede esperar ni debe aspirar a conseguir algo por el mérito de su ser físico, pues debajo de esta actitud quedan sepultados todos los demás valores femeninos que son tan innumerables como inocultables.

ES MUY FACIL el discurso sesgado del redentor interesado  que se aprovecha de la animadversión contra la sociedad, amparada en la miseria y el abandono,  de una aglomeración para llevarla a albergar anhelos y esperanzas por medio de ideas fantasiosas tan irrealizables como insostenibles, pero sí muy, muy apetecidas y nutritivas para saciar esa necesidad de venganza que retiene y sostiene a un individuo en la inopia y la depauperación.

ES MUY DURO hacerle entender a esa población que la única forma de superar la miseria y la escasez es atrayendo la riqueza que genera empleo, empleo que genera progreso, progreso fructífero para el rico y beneficioso para el pobre.  Es lógico que toda sociedad avanza con el empuje de los pobres y el impulso de los ricos; cada uno hace su parte porque “TODOS NECESITAMOS DE TODOS”.

ES MUY FÁCIL  decirle a la gente lo que ésta quiere oír; decirle a las personas aquello que está acorde con sus pensamientos y sus sentimientos es muy sencillo; solo se necesita un poco de interés personal para hacer un perfecto lavado de cerebro. 

ES MUY DURO brindarle a la gente diferentes argumentos con la finalidad de que razone, que piense, que analice y saque sus propias conclusiones; un líder tiene que desenvolverse en todos los escenarios que le plantee su labor, de lo contrario no es más que un mañoso timador.   

Comentar