GRACIAS SAN PEDRO

Como de costumbre, anoche cuando me retiré a descansar, programé la alarma del celular para que me despertara a las 4:30 de la madrugada con el fin de irme a las 5:00 a hacer un poco de ejercicio.

A eso de la 1:24 de la mañana desperté y me percaté que estaba cayendo una leve llovizna, en consecuencia, apagué el despertador, pues ya no podía ir a caminar.  Me volví a quedar dormida hasta las 3:26 de la mañana y ya no estaba lloviznando ni había llovido muy fuerte.  Sin embargo, a eso de las 4:20 volvió a lloviznar muy suavemente, pero no más.  Entonces, me levanté a las 4:30 y después de orar, fui al baño y me arreglé para la ocasión de irme a caminar.

Cuando iba llegando al estadio, sentí como unas chispitas que me golpeaban en la cara, seguí caminando y las chispitas continuaron sobre mis mejillas, seguí caminando y pensé:  “!ay¡ San Pedro me está dando besitos…”.  Inmediatamente un delicado viento me susurró en el oído derecho: “te lo advertí a la 1:24, pero no te importo”.  Ignoré este reclamo y seguí mi camino.  Una vez estuve en el estadio, un nuevo bisbiseo, pero ahora  en el oído izquierdo, me hizo estremecer con el siguiente reproche: “te lo recordé a las 4:20, pero no hiciste caso”.   Ya me dio rabia con tanta manipulación de San Pedro, lo enfrenté y le contesté en un tono altanero, como siempre lo hago con él: “mire, CUANDO HAY VOLUNTAD, HAY CAMINO y mi voluntad es caminar, hacer ejercicio y la estoy haciendo, haga usted la suya, haga usted su voluntad…”

A San Pedro le molestó mucho mi argumento así como mi tono altanero, por tanto comenzó a soltar una llovizna un poco más gruesa.  Entendido el escarmiento que San Pedro me estaba aplicando, decidí no permitirle gozar con su revancha y levanté la cabeza para que la lluvia bañara mi rostro.

Aunque San Pedro quedó algo molesto conmigo, yo, en  cambio,  le estoy infinitamente agradecida porque la lluvia recibida en el rostro, relaja los músculos de la cara lo que se refleja en la apariencia de una piel más joven y bonita.  Por lo tanto, por hacerme ver hoy más joven y bonita, GRACIAS SAN PEDRO….

 

 

Comentar