Compañera fiel...tu ausencia

No sé como comenzar, no sé con que pie deba avanzar, ni siquiera sé si pueda seguir, esta vez fue la última, porque lo sentí, sentí que lo decías de verdad, que ya no tenías esas ganas de seguir, y tal vez yo tampoco o tal vez si, o será que estoy atada a lo que fuimos, a lo que algún día fue, a lo que existió, a lo que se sintió, no lo sé, tal vez ya sea momento de dejarte ir o tal vez tú me dejaste ir y te aferraste al olvido.

Aquí hay un corazón que te escribe, que te piensa, que te pide auxilio a gritos de silencio, que te exige amor a lagrimas de desconsuelo, que extraña tu presencia, porque solamente va acompañado de tu ausencia, de la compañera fiel que lo sigue desde tu partida.

No hay más que hacer, solo rendirse, retirarse de ésta guerra, ésta guerra que como fin tuvo un corazón roto, una lágrima sin final, un vacío más profundo que en aquel pozo donde depositamos nuestro deseo de amarnos en carne propia y en alma abierta, te has ido y todo se detiene, todo se marchita, todo se termina. Las flores pierden sus teñidos colores alegres, el viento se queda mudo, el alrededor es oscuro y las aves de la esperanza pierden su vida cada vez que cae una hoja del árbol donde juramos amor eterno, nuestro amor, ahora todo acaba tan rápido como el viento pasaba entre nosotros rozándonos el rostro, tan rápido como cuando me robabas un suspiro, pero, nunca acaba tan rápido como fue tu partida. no fue tan rápido como cuando decidiste seguir caminando solo, dejándome atrás, a la deriva, sin armas para luchar contra el abandono del corazón.

Deje de sentirte, deje de caminar acompañada, no volteabas a verme y cuando lo hiciste, fue para decirme que esto se había acabado, que seguirías tu camino sin mi y que ya no me querías, se sintió como un frío infernal en el corazón, en el que no existe calidez que lo salve y sin importar lo que había pasado entre tu y yo te fuiste, dejándome atrapada en una tormenta de sentimientos que me mató, me quitó la vida, me quitó el amor. 

Comentar