La fe

LA FE.

 

A ti, a ti que te subes a un púlpito y me hablas de fe,

Dime: ¿Conoces la fe? ¿Sabes de lo que hablas?

Llenas tu boca de buenas palabras,

Pero en tu boca las juntas con burda verborrea,

¿Fe, dices? ¿Dónde la conociste?

¿En la Universidad? ¿En un instituto bíblico?

¿Dónde nació tu fe? ¿Nació del mismo lugar que la de Dios?

Si no es así, tu fe es vana,

Tu fe será fe real, cuando su fuente sea real,

Te digo, no hables de lo que no sabes,

¿No ves a caso que mientes? Perviertes el mandamiento,

Y si lo perviertes ¿Andas en el Espíritu?

Si tu fe es de academia, falsa es tu fe,

Porque por fe es el conocimiento,

Y si tu conocimiento es de academia, tu fe es de academia,

Por tanto, tu fe es falsa,

Dime ¿Cuándo viste a un Apóstol estudiando Teología?

¿Viste a caso a un apóstol escudriñando a Platón o a Aristóteles?

¿A caso no se nos aconsejó “Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo”?

Entonces, ¿Cómo imitas al apóstol?

¿Estudiando cursos de Teología? ¿Obteniendo títulos de cartón?

¿Tienes fe? Entonces ¿Por qué no haces lo que él?

Él desechó todo lo aprendido de hombres y lo dio por basura,

Desechó todo testimonio de hombre, y amó el testimonio verdadero,

¿Cuál es el testimonio verdadero?

“tres son los que dan testimonio en la tierra:

el Espíritu, el agua y la sangre; y estos tres concuerdan”

Por eso, no le tembló el pulso cuando escribió:

“no consulté en seguida con carne y sangre, 
ni subí a Jerusalén a los que eran apóstoles antes que yo”

Tú fuiste a oír testimonios de hombres para adquirir fe,

No tuviste paciencia en la espera,

Pensaste que el Señor mintió cuando mandó decirnos:

He aquí, tú amas la verdad en lo íntimo,
Y en lo secreto me has hecho comprender sabiduría”

Tu paciencia fue nula, por tanto tu fe es nula,

No esperaste la guía del Espíritu ni su revelación de misterios,

Preferiste correr para aprender según los métodos del hombre,

Desechaste el método de Cristo, ¿No sabes?

Cristo es el Maestro, ¿Por qué corriste tras maestros de carne y sangre?

Confiaste en la Pedagogía, en la psicología, en la Teología,

En la Escatología, en la Filosofía, e incluso hasta en la astrología,

¿No sabes que todas esas cosas son vanas?

¿No sabes que sus metodistas tienen mentes corrompidas?

¿Cómo puedes creer que lo santo salga de sucias fuentes?

Según los rudimentos del mundo son tus conocimientos,

No según Cristo, porque Cristo se revela por el Espíritu,

Cristo no se revela por la ciencia de los hombres.

 

No hables de lo que no conoces, no mientas,

Es aberrante lo que dices, y haces aberrante al que enseñas,

Toma primero el agua de la fuente, y asegúrate que es de la fuente,

Antes que con ella calmes la sed de otros,

¿Quieres conocer la fe? Aliméntate de maná,

¿Quieres alimentarte de maná?

Desecha el alimento de la tierra,

¿Crees que la fe viene de la razón?

Te has alimentado de alimentos terrenales,

¿Crees que la fe y la razón son una misma cosa?

Enseñas cosas equivocadas, y tuerces el camino.

¿Quieres verdadera fe?

Desecha la razón y la lógica humana,

¿Quieres oír la voz del Espíritu?

No oigas la voz de la carne,

Si dices con un oído oigo a una y con el otro a la otra,

Mezclarás la masa con levadura, y tu pan será impuro,

¿Quieres ser oveja del redil?

Desecha a los lobos del redil,

¿Quieres distinguir a los lobos de las ovejas?

Limpia la viga que tienes en el ojo,

Y distínguete tú entre todos primero.

 

¿Quieres hablar de fe? Desecha entonces tu testimonio,

Si tú das testimonio a cerca de ti mismo, tu testimonio no es verdadero,

¿Qué es lo que buscas? ¿Protagonismo?

Entonces no enseñes fe, porque créeme,

Si enseñas la fe correcta, tu fama será decepción,

La burla será tu pan diario, el vituperio será en este mundo tu galardón,

¿Quieres enseñar la fe correcta? Prepárate para el ataque de Goliat,

Porque serás aislado, desechado, vituperado, aborrecido, humillado,

Basura serás para los hombres, pero arriba tendrás tesoros acumulados,

 

¿Quieres enseñar fe y que las masas te sigan?

Entonces enseña la fe que hoy enseñas,

Y las masas irán tras de ti, tu ego se engordará,

Pero mañana, te serán cobradas las vidas de todas esas masas,

Porque por la fe que enseñaste, se perdieron,

 

Mejor enseña la correcta fe, aunque tan sólo tengas un solo discípulo,

Y deja de enseñar la falsa fe, para que no pagues una cuenta tan grande.

 

Enseña fe, pero antes que la muestres, tómala de la mano adecuada,

No la adulteres, en la misma forma que la recibes, así enséñala,

Porque recuerda lo que está escrito “Peso y balanzas justas son de Jehová; 
Obra suya son todas las pesas de la bolsa”

No des media libra de fe con media libre de falsa fe para pesar una libra,

Da mejor la libra completa de fe pura,

No seas como muchos lecheros, que mezclan agua y leche

Para obtener más ganancia.

Comentar