La huida....

 

 

Un dia dejo todo y se fue, no le importo si cuestiones sin sentidos quedan sin resolver, tampoco si alguien en cualquier parte podía llegar a extrañarlo. Ni siquiera que un amor a medias, reclamara su presencia en estas tierras.

 

Se fue, como alguien que olvida el pasado para vivir un nuevo presente. Como las puertas abiertas sin picaportes que las cierren. Como un canto a la luna de alguien que solo sueña con verla.

 

No hizo falta despedidas majestuosas o principios sin sentidos, tampoco ojos colmados de reproches por decisiones importantes. No hubo falta nada de eso. Cuando alguien está convencido, vendrán cientos de voces a convencerlo que no, que no se puede,  que es peligroso, que las comodidades son distintas y demás. Pero serán esas mismas voces las que hablen de nosotros una vez que lo hemos logrado, quizás porque son ellos lo que reflejan su espejo interno, un espejo demasiado cansado de enviar malos augurios.

 

No esperes que vuelva, porque de seguro no va a volver, uno tiene esta vida tan significativa y genuina,  que con ella,  puede decidir hacer lo que uno quiera, lamentablemente hay personas que piensan que la vida es un conjunto de sucesos más o menos al azar donde el destino es el rey y que no podemos hacer mucho con la vida que nos ha tocado.

 
 

Pasamos la vida esperando que nos suceden cosas importantes y lo único que pasa es la vida.

 
 

Hay personas que sueñan con grandes hazañas, personas que sobrepasan la medida de los hombres, y mueren como ignotos en medio de la nada, quizás porque les ha faltado un ingrediente esencial para el crecimiento humano y es el FE, la fe de confiar que todo estará bien a pesar de las circunstancias externas.

 

No podemos saber si lo que hacemos está bien, quizás el tiempo es el que determine nuestro camino en el futuro, por lo pronto se disfruta más el ir de vacaciones que el volver, por eso hoy se ha ido, ya con ningún grillete que lo sostuviera. Se fue con el objetivo de vivir una vida mejor y más duradera.

 

Quizás ya estaba cansado de vivir en una caja de cartón que solo hizo que se enfrascaba más en cuestiones banales. No pienses que es algo personal, se ha ido porque ha decidido tener una mejor vida, porque no hay que convencerse que estamos bien cuando a todas luces nuestra mente quiere escapar.

 

Quizás no estaremos pensando en todo, ¡Seguro que no!, las cosas muy pensadas no se hacen realidad nunca.

 

Por eso no esperes que vuelva, ni él, ni toda su humanidad. Si lo buscas alguna vez, piensa siempre en la felicidad y piensa que hay hombres que deciden sobre su vida y no toleran el peso de la rutina y el conformismo.

 

Al final de todo,  no sabremos bien quien ha tenido razón,  solo podremos contar los días que hemos sido felices de verdad..

 
 

Pd: Nunca sabrás las aventuras y caminos que hubieran recorrido …….

 
 
 

Te saluda.. Andres Lacrosse.

Comentar