★ La regla de oro de la oratoria ★

 

 

 

En los tiempos antiguos, el poder de la palabra tenia un poder tan absoluto y tan real que hoy nos referiremos a ese arte por medio de : La oratoria.

 

Para ello, nos trasladaremos hasta la antigua Grecia donde los tribunales era algo muy común en las calles, y los oradores eran una moneda corriente, entre ellos había una persona muy sabia, Demóstenes. 

 

Demóstenes era una de las personas que habían alcanzado un alto nivel de conocimiento, todo el mundo conocía su gran capacidad de raciocinio y su excelente memoria, claro él tenía un problema en el habla, contaba Plutarco, el gran historiador de la antigua grecia. 

 

Un dia cansado de que todos en la ciudad se burlaran de él, pensó que lo mejor era dejar Grecia y muy temprano partió con destino al mar, cuando hubo llegado, se dispuso todos los días a practicar oratoria frente al majestuoso mar, cuentan que agarraba pequeñas piedras, después de limpiarla correctamente, se las ponía en la boca y con estas piedras intentaba de una buena forma hablar y hacerse entender.

 

Claro este ejercicio no lo hacía al azar y tampoco algunos minutos por día, sino que disponía de todo su tiempo, las 14 horas que había de luz en aquellos tiempos practicando sin cesar, cuentan que había pasado un año cuando por fin alcanzó su esplendor.. y pudo de una, en una, sacar las pequeñas piedritas que había puesto en su boca. 

 

Demóstenes regresó finalmente a Grecia y la gente al verlo, pensaban que iban a encontrar nuevamente al tartamudo, a esa persona que había partido hacía un año a otros pueblos. 

 

Pero se sorprendían,  al ver a un demóstenes hablar tan claramente y que su voz se hubiera convertido en tan clara y aguda, que tuvo que bajar (Gradualmente)  su tono para que sea agradable al oír. 

 

Claro esto generó un revuelo en la sociedad, muchos veían en él a la superación personal y muchos pensadores de esos tiempos se sienten atraídos a esta historia y al resultado final.

 

El mismo Sócrates investigó más adelante sobre el poder de la oratoria y su beneficio para la humanidad.  

 

La palabra tiene un poder extraordinario en la vida de las personas y la oratoria es la ciencia que estudia el poder la comunicación, es tan importante que todo tendríamos que aprender  un poco cada dia para expresar nuestras ideas con eficacia y poder asi tener mas oportunidades en la vida y una forma de defensa para nuestros ideales. 

 

Yo Puedo 

 

El poder de la palabra yo puedo, involucra a todo nuestro ser y nuestra fuerza de voluntad es allí donde podemos ver como nuestra vida genera un cambio tan poderoso y duradero. 

 

Todo podemos 

 

En esto nos referimos a la comunidad a una acción grupal capaz de cambiar paradigmas y sociedades enteras, porque unidos es más fácil generar un cambio de pensamientos para las generaciones venideras.

 

Debemos hacer hincapié que la oratoria es una forma de expresión que debemos trabajar todos los días, independientemente de tu ocupación o tu vida social, creo fielmente que cuando más claro expresamos nuestras ideas más fácil será llegar a nuestros objetivos. 

 

Porque si somos vendedores, empleados, amas de casa, estudiantes o cualquier ocupación que desarrollemos, es normal que tengamos momentos en el que nos pondrán a prueba ciertas situaciones y es en ese mismo momento donde debemos hacer uso de nuestras palabras y de la forma que las decimos para generar el mensaje que debemos inculcar. 

 

Por eso querido lector, hay algunos buenos videos sobre el poder de la oratoria y cómo podemos beneficiarnos en nuestra vida con ella. 

Para que todo será un éxito incluso en las palabras que digamos. 

 

 

Un placer escribir para ti. 

 

Andres Lacrosse. 

 

 

 

 

 

Comentar