Malgastando Nuestros Dones | Andres Lacrosse

 

Cualquier que entienda el destino, te podrá decir que es un cambiante perpetuo, que no podemos plantear una meta tan lejos porque siempre trata de cambiarlo, como si para hacer reír al mismísimo dios, tendríamos que contarles nuestros planes.

 

Una vez leía un libro que es sumamente recomendable que se llama los 7 hábitos de la gente altamente efectiva,  del señor Stephen Covey, y me pareció fabuloso un hábito que era el de ser proactivo, nosotros tendemos a pensar que proactivo es igual a productivo pero no es así.

 
 

Sino más bien, el ser proactivo, significa que comenzamos con un fin en mente y perseveramos para cumplir ese mismo fin, en palabras más sencillas si hemos decidido a cumplir nuestro sueño, las circunstancias no tienen porque frustrarnos.

 
 

Porque si eres como yo,  te preguntaras que siempre que ponemos un plan en acción, hay cientos de dificultades y circunstancias que hacen que uno en el camino se desmotiva.

 

Pero si perseveramos los suficiente, nos daremos cuenta que por más que uno siempre tenga firmeza las metas se terminan por concluir, esto quiere decir que si estoy preparado física y mentalmente en lograr algo, lo lograre.

 

Y esto sirve para todas las facetas de la vida, tanto profesionales, relaciones, prosperidad. Siempre tendemos a abandonar nuestros sueños ante los primeros tropiezos, pero tienes que saber que por más que haya malos días siempre se puede recomenzar.

 

Hay una frase de Antoine de Saint Exupéry que ilustra a la perfección este principio:

 

El mundo entero se aparta cuando ve pasar a un hombre que sabe adónde va.

 

Por eso querido lector, no malgastes tus dones, tenemos el tiempo y las herramientas para hacer que nuestros sueños, sean reales y duraderos, no malgastemos el tiempo juntando dinero que no sirve para mucho una vez que nos vayamos, vivamos como seres sin expectativas de ninguna clase, porque tarde o temprano descubriremos la verdad de todo.

 

Que no existe la felicidad basada en artículos materiales que hoy están y mañana no, sino que uno puede vivir alegremente con poco y tener en claro a dónde se dirige, para que su destino sea lo que él quiere.

 

No hay peor persona que aquella que malgasta el tiempo en cosas vanales que simplemente no fortalece su vida. si suman ni restan.

 

Siempre me detengo a pensar 5 minutos al dia, y pienso a donde está yendo mi vida, ¿Esto es lo que yo soñaba ?

¿ Como puedo girar mi barco para que llegue al puerto que yo deseo ?

Simplemente quiero aprovechar esta oportunidad que me han dado y aprovecharla de la mejor manera posible, sabiendo que siempre habrá nuevas metas por alcanzar y nuevos retos.

 
 
 

 

Te saluda: Andres Lacrosse.

Comentar