MAS ALLÁ DEL CIELO

No existe otra forma de recordarlo que como un hombre siempre dispuesto a ayudar a los demás a superar sus problemas. Por eso se ganó gran cariño de parte de sus alumnos, quienes lo consideramos como un profesor único que dejó un legado de armonía en los corazones de cada uno de quienes tuvimos la suerte de compartir tiempo con él. Ahora es momento de que deje esta vida terrenal y se prepare para lo mejor. Los maestros entran en nuestra vida a diario pero son pocos los que dejan huella para jamás olvidarlos. Ojala hubiese tenido más instantes acá, para poder tener más paseos para por el mundo filosófico.

No esperemos el luto del mañana, para reconocer la importancia de quienes están hoy en tu vida.
Momento de falar termino.
Andres Felipe Ospina Guarin 1990-05.09.2018

Comentar