Mi peor enemigo soy yo mismo.

Siempre soy yo, las personas no son las que me hieren, soy yo mismo el que siempre se clava el cuchillo, núnca me ha importado el recibir, yo siempre doy todo sin esperar nada a cambio, claro que un "que lindo" o un "gracias" se agradece, mejora mi dia y en especial mejora mi autoestima, pero la gente no siempre lo hace, no les digo nada pero lo que no saben es que aunque yo intente negarlo, me afecta... y mucho, me siento impotente, quiero hacer mucho pero no hago nada, tengo miedo de hacerlo para luego cuando ya es muy tardé, arrepentirme. Pienso mucho las cosas y no hago ninguna, dependo mucho de la compañia de otras personas porque se que me siento muy solo por dentro, mi propio subconsciente me traiciona, me atormenta, no somos uno mismo, él solo juega conmigo. Yo no quiero jugar pero él insiste, y cuando juego, siempre pierdo y por goleada, me quedo tumbado bocaabajo en el suelo pidiendo clemencia, pero solo lo veo a él, apuntándome con el dedo y riendo a carcajadas, lo peor de todo es que tiene mi cara, mi voz, conoce todos mis secretos, todos mis defectos, y aveces siento que me conoce más que yo mismo, pero en vez de darme la mano y levantarme, me trata como basura. Tengo que confiar en otros, porque no puedo hacerlo conmigo mismo. Conozco a muchas personas por fuera, más no por dentro, puede que no sea el único que lo atormenta su pensamiento, pero las demás personas saben encerrarlo en una cárcel cuando hay cosas más importantes en que pensar, una boda, el trabajo, un cumpleaños, una salida, en cambio el mío no tiene horario ni fecha, aunque cambie la chapa siempre consigue una copia y sale solo para esperar el mejor momento para arruinarme la existencia, él quiere salir de mi cabeza y tomar mi cuerpo, pero no lo voy a dejar porque se lo que quiere hacer, el mal... Él quiere faltarle el respeto a quién más quiero... A mi madre. Él quiere destrozar lo que más quiero... Un buen futuro. Él quiere arruinar a los que me rodean... Mis amigos. Quiere destrozar mi mayor proposito... Vivir la vida. Nací el mismo dia y hora que él, nos educaron de la misma forma, conocimos a las mismas personas, tenemos a la misma familia, fuimos juntos a todos lados, deberiamos ser uno solo... Pero no lo somos. Él ha querido tomar un camino opuesto al mío, pocas veces ha logrado tener mi cuerpo y no hizo nada más que perjudicarme, rompio amistades que queria, arruinó mi desempeño academico, hirio a la gente que amo para luego regresarme mi cuerpo y yo sufra la consecuencia de sus actos. Se que cuando lloro él esta sentado riendose de mi, le gusta verme sufrir, no me gusta darle gusto pero aveces es imposible no hacerlo, se que estará conmigo toda la vida quiera o no... pero núnca, núnca lo dejare ser libre, se que a él le duele más eso, es su punto critico, el donde herirlo y por eso siempre tiene sed de venganza contra mí. Y no parará de hacerlo, pero prefiero dejarlo adentro hiriendome a mí mismo sacrificando mi felicidad para no herir a los demás. Nunca pensé que mi mayor enemigo fuera yo mismo.

Comentar