Nadie entiende.

     No entiendes, no entiendo, no entendemos. Solo somos...ignorantes, si, ignorantes caminando a ciegas y tanteando el camino inseguros, frágiles, temerosos...y sentimos, y lloramos, y reímos, y cantamos...pero no entendemos. Es casi como si...como si todo fuera una gran acuarela donde los colores, brillantes y suaves, se entremezclaran y fusionaran y no dejaran vislumbrar nada. Nos conmueve su belleza, hace nacer mariposas, nos produce cosquillas, o nostalgia...pero no podemos entenderla. Y así perduramos en nuestro "yo no se", "yo no entiendo"...y las sensaciones fluyen tormentosas, y no sabemos por qué, y no sabemos por quién. Simplemente no entendemos. 

Comentar