NO LLORES POR LA IDA

Como el agua que brota de la roca
fresca limpia y cristalina, emana
de tus ojos, lagunas de lágrimas,solloza
por no saber, no sabes nada.

Gritos como el viento salen de tu boca,
como el viento que que las colinas gana,
a la tierra que se agarra y hierba desembroza
para no dañar con las esquirlas tu mirada.

Miradas perdidas en el timpo, olvidado
de tus pensamientos despeñados por su ida,
lamentos que se arraigan en lo mas profundo
de tu alma al saber cierta su partida.

En un suspiro su vida ha dejado
huerfana tu mirada y perdida
en el horizonte, esperando en este mundo
sin esperanza a que llegue su venida.

No llores mortal e inocente vida,
no lances tu grito al vacío inmundo
ni des la esperanza por perdida,
pues en un tiempo se habrá olvidado.


Fdo.: Alfonso J. Paredes
Todos los derechos reservados
SafeCreative/Copyright
Imágen recopilada de internet

Comentar