No prendan la luz

No me prendan la luz!
No soportaría que me vieran. 
No soportaría siquiera verme a mi misma.
No puedo seguir viendo como sus ojos juzan, comparan… Como sus bocas murmullan, critican, sin darse cuenta del daño que causan.
Ya me veo como ustedes me ven.
¿No soy lo suficientemente flaca?
¿El tamaño de mi nariz no es el correcto?
¿Mis piernas no tienen la forma adecuada?
¿Mis pechos no son lo suficientemente grandes?
¿Mi cuerpo no esta libre de imperfecciones?
No se preocupen, me estoy encargando de solucionar estos problemas.
Comence una dieta, me anote en el gimnasio.
Ya no como carbohidratos y cambiaron mis horarios.
Ya no veo a mis amigas, las pocas que tenia
Ni voy a los cumpleaños, demasiadas calorías.
Paso hambre muchas veces, pero no importa
Quiero ser linda como ustedes.
Sin maquillaje no puedo salir
Y siempre cuido de como vestir
Depilarme es esencial
Mi pelo teñido debe estar
Que la panza no se vea
En la foto en Instagram
O la corto o la edito
O no puedo respirar
A pesar de todo esto
mi sonrisa intacta esta
No vaya a ser que vean
Mi gran inseguridad.
Les gusto mi rima? A mi no.
Que Lastima!
Cuanto tiempo he perdido esperando que me acepten para poder aceptarme a mi misma.
Sucede que en realidad no existe una definicion de belleza con la que estemos todos de acuerdo. Y menos que como nos vemos defina lo que somos.
No existen las piernas ideales, ni un tamaño correcto de nariz.
No hay solo una forma de vestir. Y unos kilos mas no cambia en realidad.
De nada me sirve seguirme comparando con el resto, si la belleza esta en otro lado.
¿Alguien aca podría decirme donde esta? ¿Alguien alguna vez pensó en que es lo mas bello de la persona que tienen al lado?
Mirense! Prendan la luz.
Miremonos.
¿Qué es lo mas bello en el otro?
Dudo que estén pensando en los abdominales, en la panza chata, en la nariz perfecta, o en el color de cabello.
Seguramente, en cambio, piensen en la mirada, en la sonrisa o en su forma de ser.
Todas esas llamadas imperfecciones que vemos en nosotros mismos, es lo que menor importancia tiene al final.
La piel sin cuerpo es un tejido vacio. Asi como lo es un cuerpo sin espíritu.
Yo me aferre a mi cuerpo.
Me aferre por mucho tiempo a mi cuerpo, pero ya no quiero hacerlo mas.
Estoy aprendiendo a escuchar lo que el necesita, y no lo que necesitan ustedes de el.

Comentar