"Para..."

     Te pido disculpas por haberme tomado el atrevimiento de escribirte. Sé que prometí no hacerlo por un tiempo pero…pero aquí me ves, dedicándote estas líneas.
     Te escribo porque te extraño, porque te necesito. Porque demasiada fue ya la espera y no sé si tenga fuerzas para seguir esperándote. Me exaspera no saber nada de ti, no tener noticias tuyas desde hace tanto tiempo. Lo último que recuerdo fueron un par de palabras, unas cuantas lágrimas y una despedida. Y por mucho que haya dolido, en ese momento fue fácil porque al menos tenías un rostro, tenías un nombre. Sabía quién eras, en donde estabas. Pero ahora vivo exasperado por no saber cómo llamarte, donde buscarte. Exasperado por no saber si estoy hablando contigo sin saber que eres tú. O si eres esa persona que paso junto a mí por la calle, o si la vida ni siquiera nos cruzó aun. Como sea, te extraño y extraño sentirte. Amor mío, llevo ya mucho tiempo esperando. Y aunque antes haya sabido verte en otros rostros donde tú no supiste verme, ahora no te encuentro. No te encuentro y eso me exaspera. Porque te necesito. Porque sigo esperando y te necesito. Porque extraño estar enamorado de ti, extraño las cosquillas en el estómago, los nervios infundados, las ansias de verte, de sentirte, de abrazarte, de...discúlpame. En serio discúlpame, porque te escribo y tú quizás no sepas que esto es para ti. Aunque no te preocupes por eso, ni siquiera yo sé a quién destinarla. Es más, quizás ni siquiera llegues a leerme, quizás estas letras ni siquiera lleguen a ti.
     Como sea, hasta que la vida decida cruzarnos nuevamente, y mientras sigas siendo solo esa persona amiga, o esa que crucé por la calle, o esa desconocida de la que aun nada se, te seguiré esperando.
     Aquí seguiré esperándote.

De mí.

Comentar