por que ser adelita

Dicen que ser una Adelita era el mayor honor de una mujer en estos tiempos, pero que sabían ellos de honor si nunca estuvieron en las trincheras esquivando bala tras bala ,viendo a tus propios hermanos caer uno tras otro. ¡Maldición! por que tuvo que ocurrir todo esto, ¿por que fue necesaria tanta crueldad?¿por que? si tan solo nosotros buscábamos igualdad, terminamos encontrando catástrofes. Me gustaría que un civil estuviera el entierro de su propia familia, que lucho y defendió su vida, que decidió pelear para un país mejor y lo único que gano fue su muerte. Mujeres que entregamos vidas que jamás tuvimos con el único fin de servir a nuestro pueblo ,de buscar libertad, !libertad que merecemos como mexicanos¡!que con el sudor de nuestras frentes nos hemos ganado en esos ardos días de cosecha bajo el sol martirizante¡. Algunas por amor hemos caído, prometimos seguirlos asta la muerte y así será, así sea tomar un rifle y combatir cuerpo a cuerpo, por que el amor es mas fuerte que la muerte, por que lo prometimos como prometimos ganar esta guerra, esta bendita guerra que algún dia tendrá que acabar mientras tanto a luchar, a luchar por el futro, por un buen gobierno, por justicia. !POR QUE LA JUSTICIA DEBERIA GOBERNAR NO EL PODER, NO LA AVARICIA, NO EL RENCOR¡.

Estoy cansada de tantas muertes, de tantos destrozos, de tantas perdidas, !YA, SEÑOR , ME ESTOY CANSANDO¡ De este gobierno, de esta vida llena de traiciones. He visto ir venir mujeres, niños, hombres, que creen poder aguantar este declive pero son tan débiles, tan frágiles pocos duran mas de un mes, sin en cambio yo llevo un año, probablemente he enterrado mas personas de las que he visto llegar, ver sus rostros llenos de tierra, con partes mutiladas, es ver a mi México muerto, es verlo marchito, no creo poder mas tiempo con esto. Por que ser una Adelita es difícil, es duro, pero necesario, es mejor a estar aislado viendo como tu país se desborda mientras tu estas en casa temerosa preocupada. Si, claro que perdí a mi familia, a mi hijo y a mi esposo "el precio de la libertad" me decían. !UN PRECIO QUE JAMAS SE DEBIO DE PAGAR¡.

Solo pido que nuestras voces sean escuchadas ,  nuestras vidas valoradas y nuestras muertes aprovechadas, por que venimos a morir a los campos de guerra, por un nuevo país, por un mejor gobierno, por un buen mexicano...

Comentar