¿ Porque comemos palomitas de maíz (Pochoclo) en el cine ?

 

 

Este es un dato que siempre me he preguntado, me encanta comer pochoclos mientras miro una película que me gusta.

 

¿Pero de dónde viene este particular hábito ?

 

La historia nos monta a la gran depresión que sufrió estados unidos allá por el año 1929, muchos norteamericanos, se quedaron sin trabajo debido a la quiebra de muchas empresas, la nación estaba hundida en una gran crisis, en aquellos años el mayor medio de distracción que tenían los americanos, para alejarse un poco de la cruel realidad, era ir al cine.

 

El acudir a un cine era algo bastante barato para aquellos bolsillos desinflados.  Un hábil empresario pensó una idea de cómo podía mantener contento al público durante la emisión de la película y así atraer más clientes.

 

Se le ocurrió que podía vender palomitas de maíz, que era algo económico y sumamente rentable, con un margen de ganancia del 2500 %.

Las personas al principio se rehusaba a comer esas palomitas durante la película, pero con el paso del tiempo se hizo una especie de ritual apetitoso, que llega hasta nuestros días.

 

Hoy es muy común ver gente entrar con palomitas a ver las películas más taquilleras y las no tanto.

 

Llegamos a un punto donde gastamos más en palomitas y gaseosas que en el valor de la entrada del cine.

 

 

De libro de Andres Lacrosse.

 

Comentar