¿Quedarme o partir?

Agarro mi libreta y un lapiz.
Escribo.
Me detengo.
Leo.
Setecientas cincuenta y tres razones para salir corriendo.
Treinta y dos para quedarme.
Doce razones tachadas entre ambas listas.
Una sola idea subrayada cuatro veces.
Pienso.
Recuerdo.
Imagino.
Fantaseo.
Agarro el lapiz.
Tacho.
Me detengo.
Leo.
Setecientas ochenta y cuatro razones tachadas.
Una sola idea subrayada diecisiete veces:
"Tus abrazos".
Salgo corriendo hacia tus brazos.
Me quedo.

Comentar