Renacimiento

Todo inicio tiene un final, todo fin tiene un reinicio, esas palabras se quedaron grabadas en mi mente. Tiene mucho tiempo que me las han dicho pero no logro comprender ¿A qué se refieren? Quizás nunca logre saber de qué hablan pero no lo soporto, son agudas, son certeras, son penetrantes ¿por qué me molestan tanto? No es como si tuviera algo que ver conmigo ni mucho menos.

 

El tiempo no se detiene, no espera y tampoco favorece a nadie. Mi vida diaria es común, nada extraordinaria, tengo buenas notas en la escuela, me llevo de maravilla con mi familia. Mi hermana más que nadie tiene una relación más cercana conmigo, incluso dormimos juntos en algunas ocasiones, mi vida es extraordinaria ¿Entonces por qué siento que algo no encaja? Esta no debería ser yo.

 

Bueno, en este momento no deben ser capaces de entenderme, este no es mi cuerpo, yo no debería existir. Antes yo era una persona distinta, un hombre de bien, ayudaba a los demás, alimentaba a las personas sin hogar. Yo era una persona que lo daba todo por los demás pero un día, simplemente pasó, un conductor descuidado se quedó dormido y me arrolló, yo tan solo caminaba por donde siempre, solo quería llegar a mi trabajo.

 

Tranquilo, antes todo era lento. Después de ese incidente, lo último que recuerdo es a mi sentado en un sofá blanco. Una persona me habla pero no le entiendo nada, no me interesa lo que dice por lo tanto no le doy importancia del todo.

 

Resumiendo, me su intención no es aceptarme en el cielo o el infierno, quizás sea algún dios. El me enviara de nuevo al mundo humano para saber cuáles fueron mis errores y desde luego.

 

Ahora estoy en esta situación, soy un chico de más o menos 15 años, vivo un engaño de vida, actuó para que no sepan que hay algo diferente, a decir verdad no sería raro que la personalidad de este chico cambiara, él murió en un accidente en un parque, mi trabajo es vivir como él lo suficiente para que nadie tenga malos recuerdos sobre su tiempo juntos.

 

Mis calificaciones son buenas como ya lo comente, pero es raro porque según todos, nunca había sacado notas tan excelentes, nadie se acerca a mí, todos me miran con indiferencia, solo puedo estar en paz en mi propia casa.

 

Aquí comienza mi estrategia, me acercare a una estudiante para tratar de arreglar las cosas. Hoy es un día como cualquier otro, después de terminar las clases solo se quedan algunos alumnos a hacer la limpieza diaria del aula, yo aprovecho esto para encontrarme con ella.

 

Hoy será el primer día, me acercare a ella mientras camina a casa, no creo que le moleste, solo somos compañeros, al menos eso pensé en el momento. La sigo, pero se da cuenta de inmediato, lo único que obtengo es un rechazo total, ella se hecho en lágrimas y me decía cosas como ¿Qué más quieres de mí? Cosa que me pareció extraño pero no del todo.

 

Este día solo volveré a casa, su reacción solo me hace pensar que este chico fue de lo peor, pero sus padres no lo ven así, su hermana mucho menos.

 

No me rendiré, aún puedo arreglar lo que sea que hizo. Los días siguientes pasó lo mismo, iba tras ella, pero no me hacía caso, aunque hay un avance, ya no me evita, pero tampoco me habla.

 

Así pasaron varios días, pero por fin le hablare, no creo que lo arruine, camina a mi lado todos los días sin decir una palabra. Creo que comienza a abrirse.

 

Esperar es una tortura, aunque ahora ya va saliendo y simplemente la alcanzo. Sin lugar  dudas, este es el día que comencé a hablarle, le entregue una caja de chocolates que compre con anterioridad.

 

Ella no me habla, los acepta de igual forma, ya lo esperaba. Hay ciertos aspectos por lo cual es difícil estar cerca de ella, uno es que al igual que este chico, ella es una marginada, nadie le habla. Puede estar relacionado directamente con lo que le hizo este chico.

 

A partir de este punto, ya era un lugar sin regreso, todos los días, me voy con ella sin falta, le pregunte ¿Por qué ya no me tienes miedo? Ella respondió que no era el mismo de antes, ya no era una mala persona, su tono de voz demasiado infantil tiene un encanto muy grande.

 

Tengo ganas de protegerla, alguien tan pequeña, tan frágil, da la impresión de que en cualquier momento se quebrara, yo no puedo soportarlo.

 

Solía hacer caridades, me portaba bien con todos pero al final solo era egoísmo, eso lo aprendí recién, ninguna de mis acciones eran buenas en ningún sentido.

 

Solo quiero proteger a esta dulce chica, no me importa nada más, esa es mi misión. Un día no fui a la escuela, recuerdo que fue justo después de la última vez que hable con ella, yo en ese momento ardía en fiebre. Nos hicimos tan cercanos, que tan solo estar separado de ella, me hace sentir extraño ¿Qué soy? Una clase de pedófilo detrás de una niña pequeña.

 

Honestamente me da igual, me importa muy poco, ahora tengo muy claro cuál es mi misión.

 

Paso un día mas, mi fiebre bajo así que ya puedo ir a la escuela. No estoy seguro pero el ambiente en el salón de clases es más extraño de lo normal, lo ignore. Como todos los días espere en la salida, ella no salía, estuve mucho tiempo así que me decidí a entrar, la busque por todas parte pero no hay nada, solo quedaba un lugar para buscar.

 

Subí al techo de la escuela, pero no me encontré con nada bueno, unas chicas estaban golpeando a mi amiga, ella tenía sangre siendo de su nariz, le dejan pararse por un momento pero no lo aguanto, comienza a llorar en cuanto me ve, se disculpa, se disculpa mientras que las lágrimas recorren su rostro y se mezclan con la sangre. Están cerca de la barandilla, entonces simplemente se arroja, decide terminar con todo ahí mismo. No lo entiendo, estoy llorando, las otras están sorprendidas. Sus últimas palabras fueron las que me dolieron, me dice que aunque trate de cambiar por ella, no podía soportarlo más.

 

Si tan solo me hubiera dado cuenta antes, el dolor de perder a alguien… ¿Qué fue lo que trataron de enseñarme? Solo sufrir, no puedo. Tú, dios malvado, te odio… te odio, ser asquerosos.

 

 

Esa fue la última noche que pude ser él, su estadía en ese mundo término hace tiempo, pero se me revelo que fue lo que paso. Ella sufría de acoso y él trato de salvarla pero no pudo, no sufrió un accidente como nos hicieron creer, tan solo se suicidó.

Comentar